25 octubre 2017 Domésticos

Gato

Los gatos son unos animales asombrosos: su capacidad para andar y saltar de un lado a otro es sorprendente. Aunque estas no son las únicas cosas de ellos que nos han quedado con los ojos abiertos. ¿Alguna vez habíais oído hablar acerca de la visión nocturna de estos animales? Sí, vamos a hablar de eso.

Sus ojos son muy diferentes a los nuestros, con características muy particulares. Una de ellas son las pupilas, las cuales tienen forma elíptica y están colocadas de manera vertical. Además, poseen la capacidad de abrirse mucho más que las redondas que poseemos los humanos. Esto permite que la luz tenga una mayor penetración. Evidentemente, la calidad de la visión es superior a la de otras especies.

Seguramente habréis visto cómo a estos felinos les brillan los ojos en la oscuridad. La situación se debe a que contienen una membrana llamada Tapetum Lucidum, una capa de tejido que se encuentra localizada en la parte posterior de los globos oculares. Su función es la de reflejar los rayos luminosos para que alcancen la retina sin ningún inconveniente.

Otras particularidades de la visión nocturna

Gato

La visión nocturna tiene la particularidad más obvia: la de permitir ver en la oscuridad. Gracias a la retina, la cual está compuesta por más bastones que conos, se puede realizar una excelente labor en cuanto a la absorción de la luz. Y todo hay que agradecérselo a los primeros.

Otro aspecto curioso es que la visión de los gatos posee un ángulo mucho mayor que el de los seres humanos: nuestro campo visual es de 180 grados, mientras que el de los animales es de 200 grados. No olvidar que ven mucho mejor de noche, su vista es buena a media distancia, y que pueden percibir movimientos, especialmente de pequeños animales que sirvan para su alimentación. Eso sí, hay que decir que la vista es borrosa en los casos en los que existe una gran cantidad de luz.

Por lo demás, la vista de los gatos es similar a la nuestra, con elementos que se pueden abrir o cerrar según las condiciones del momento. En todo caso, teniendo en cuenta las características de la visión nocturna que tienen, no hay duda de que ya la querríamos para nosotros.

Vía | Live Science
Fotos | Pixabay – Public Domain Pictures | Wikimedia Commons – Laveol

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *