14 agosto 2009 Bioficha, Noticias, Paleontología

Tiranosaurio rex

El dinosaurio más famoso, el Tiranosaurio rex, protagonista insoslayable de Parque Jurásico (Jurassic Park), la saga de películas de Steven Spielberg, vivió en el Cretácico superior (no en el Jurásico) hace 65 millones de años, en la actual Norteamérica y tal vez en China, América del Sur y la India. A pesar de su fama sólo se han encontrado 8 esqueletos no completos, y todavía no se hallaron las patas delanteras y el final de la cola. El tiranosaurio es la única especie del género Tyrannosaurus (del griego Tyrannus “tirano” y Saurus “lagarto”). Se lo considera el animal más feroz que haya habitado la tierra.

Hace unos días, dos paleontólogos –de quienes no trascendieron sus nombres o por lo menos yo no pude hallarlos- aseguraron que el principal alimento del tiranosaurio eran las crías de dinosaurios, a las cuales tragaba sin siquiera masticarlas. Los dos científicos llegaron a esa conclusión a partir de los pocos hallazgos existentes de fósiles de crías de dinosaurios. No se encuentran crías fosilizadas, por lo tanto se las comieron los tiranosaurios: ignoro si la noticia nos llega fragmentada, pero, no parece un razonamiento científico, sino una simple ridiculez que no merece el menor análisis; sin embargo, siempre hubo controversias sobre su real peligrosidad: ¿fue un formidable depredador o un “manso” carroñero?

El tiranosaurio era un impactante dinosaurio bípedo de 5 metros de altura y 13 metros de longitud y un peso de 7 toneladas. Estudios realizados en 2008 concluyen que este animal tenía una mordedura con una fuerza de presión de 4 toneladas, hasta ahora la más poderosa de los depredadores -se está estudiando la mordedura de un pliosaurio hallado en 2009, que podría ser 4 veces mayor-. No es para menos: su enorme mandíbula que medía 140 centímetros, tenía una gran cantidad de afilados dientes curvos de 19 centímetros de longitud.

Entonces, ¿el tiranosaurio rex era depredador o carroñero? El paleontólogo Jack Horner, basado en evidencias del poderoso olfato del tiranosaurio rex, que le permitiría descubrir cadáveres a larga distancia, afirma que era exclusivamente carroñero; además, avalaría esta hipótesis, la carencia de extremidades delanteras grandes lo que dificultaría la sujeción de las víctimas vivas. Otra corriente científica afirma que fue depredador y carroñero, dependiendo de las oportunidades de alimentación. Mataba a grandes animales –se descubrieron mordeduras incluso en los propios tiranosaurios- y a presas menores, usando el método del acecho debido a su lentitud. Además hubiese sido imposible alimentarse sólo de carroña porque no morían tantos animales como para sostener la gran población de estos dinosaurios. En conclusión: el tiranosaurio rex fue una formidable máquina de matar que también se alimentaba de carroña cuando se le presentaba la oportunidad.

Fuente | Matt Martyniuk
Vía | 20minutos.es
Más Información | Wikipedia
Más Información | duiops.net

También te puede interesar

Comentarios