24 febrero 2016 Noticias

Mascota

Las mascotas están socialmente aceptadas desde hace cientos de años. No en vano, si camináis por la calle veréis a decenas de personas que caminan con un perro, un gato, un hurón (sí, es posible tenerlos como mascotas), o incluso un caballo, dependiendo de la zona. Por supuesto, poseer estos animales en casa también tiene diferentes tipos de ventajas. Uno de los últimos estudios que ha llevado a cabo la Universidad de St. Andrews, en Escocia, tiene resultados especialmente sorprendentes. Sobre todo porque, según la investigación, tener una mascota reduce la edad.

El estudio se centraba en determinar la relación que existe entre los animales y la actividad física en los Seres Humanos. Según se ha concretado, tener una mascota en casa, sobre todo si es un perro, provoca que el reloj biológico se ralentice. Incluso puede pararse momentáneamente. Podríamos decir que el envejecimiento se detiene.

En primer lugar, es necesario tener en cuenta que, cuando se tiene una mascota (si son perros, más aún) normalmente se hace ejercicio. De hecho, es necesario sacar a pasear a nuestros amigos, provocando que el cuerpo se ejercite y, por lo tanto, la salud mejore. El cerebro también se ve modificado: según el estudio, las personas que cuidan animales tienen una actividad cerebral en mayor cantidad, lo que significa que la personalidad de estas será muy más estable, soportando en ocasiones todo tipo de situaciones.

Mencionar, también, un detalle especialmente importante: cuando se tiene una mascota, el cuerpo segrega una mayor cantidad de anticuerpos, siendo más resistente a las alergias y a aquellas bacterias que sean de origen animal. Eso sin mencionar el hecho de que las mascotas provocan cambios en la cantidad de hormonas que se segregan.

Por lo general, el estudio ha demostrado que tener una o varias mascotas conlleva cambios en el cuerpo, haciendo que el reloj biológico funcione de una manera más lenta. Sí, tarde o temprano nos haremos viejos. Aunque podremos retrasar el momento gracias a los animales.

Vía | Medical Daily
Foto | FlickR – aschenputtel

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *