18 abril 2017 Noticias

Gatos

El consumo de carne de perro y gato es algo más o menos común en algunos países asiáticos. De hecho, se trata de una actividad legal y muy llevada a cabo, aunque a los occidentales nos cause cierto estupor y veamos a estos animales como mascotas. Sin embargo, también es cierto que los Gobiernos siguen trabajando con el fin de que este comercio no se ejecute. El último país en pronunciarse al respecto es Taiwán.

Recientemente el Gobierno taiwanés ha publicado una ley, con fecha de 11 de abril, en la que se “prohíbe el consumo humano de carne de perros y gatos, incluyendo un aumento en las sanciones por crueldad hacia los animales“. De hecho, las personas que realicen de manera deliberada un daño a estos animales, incluyendo “fallo en los órganos o la muerte” con el objetivo de comer su carne se tendrán que enfrentar a penas de hasta dos años de prisión y multas de más de 1.000 dólares.

Por otra parte, la ley también prohíbe que “los conductores y motociclistas tiren de los animales con una correa“.

De esta manera, Taiwán se convierte en uno de los primeros países asiáticos en ilegalizar el consumo de carne de perro y gato. Por supuesto, las asociaciones en defensa de los animales ya se han pronunciado al erspecto, esgrimiendo que se trata de una excelente medida que, se espera, sea tenida en cuenta por otros países asiáticos.

Aunque el mercado de carne y de perro en China es uno de los que más dinero mueven, cada vez son más las personas que evitan este consumo, prefiriendo otros alimentos y, lo que es más importante, viendo a los perros y gatos como mascotas. En todo caso, el movimiento de Taiwán al respecto es uno de los más importantes de los últimos tiempos.

Vía | PetMD
Foto | PublicDomainPictures – Petr Kratochvil

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *