2 agosto 2010 Medio Ambiente, Trucos

306_bolk_bambu.jpg

Al tratarse de un área de la casa con mucho trasiego de gente, los expertos en materiales se inclinan por el bambú de hebra ya que es mucho más resistente y duradero.

Gracias a la prueba Janka Ball, creada por la industria del bambú, demuestra la capacidad de resistencia a abolladuras y desgaste siendo el bambú mucho más resistente que otros tipos de madera.

La calidad del bambú se determina por su edad. Así, entre 5,5 y 6 años de crecimiento es el tiempo ideal para asegurarse su fibra madura, sólida y durable.

A pesar de ello, el bambú no es considerado una madera dura, comparada con la que procede de árboles con ciclos de maduración más largos.

Un punto a favor, es que el bambú se considera una opción sostenible ya que es la planta terrestre conocida con un crecimiento más veloz, hasta un metro en 24 horas.

Además, la instalación de los suelos de bambú no es complicada y lo puede hacer uno mismo, tan solo siguiendo las instrucciones para encajar y fijar como cualquier otro suelo laminado.

Pero a la hora de pegar los tableros, estos no utilizan un adhesivo tóxico que contamine el aire que respiramos.

Y, para finalizar, se aconseja cuidar el bambú mediante productos ecológicos. También, es una buena idea colocar almohadillas en las patas de sillas y mesas para evitar rayones. Después de todo ello, tan solo queda disfrutar de un suelo cálido, acogedor y sostenible.

Vía | ecoticias.com

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Jardín ecológico 25 octubre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *