12 febrero 2016 Domésticos

Perro

Por lo general, respecto de alimentos para dar a nuestro perro, tenemos siempre en mente que es necesario tener mucho cuidado con aquellos que sean dulces. Por ejemplo, está prohibido el chocolate. Aunque también es cierto que todavía tenemos en nuestro haber alguna que otra duda. ¿Qué sucede con la miel? Conocemos que es dulce, pero ¿la pueden tomar nuestras mascotas perrunas? Os sorprenderéis con la conclusión.

No es solo que puedan tomarla, es que deben hacerlo debido a sus propiedades beneficiosas y curativas. Además de ser excelente para el estómago, este elemento ayuda a realizar la digestión, nutre el cuerpo y concede una dosis extra de energía. Por supuesto, no se la echéis todos los días, basta con esté presente en alguna ocasión, a lo largo de la semana.

La miel podría ser definida como una medicina natural para nuestras mascotas. Antes de nada, comprobad que vuestro perro no sea alérgico. Si es así, podríais llevaros un buen susto. Si es diabético, también tenéis que encender las alarmas. Para que os hagáis una idea, la fructosa y la glucosa están presentes en exceso. El consumo debe ser controlado. Incluso prohibido, si así es conveniente.

Debemos mencionar que la miel incluye vitaminas A, B, C y D, las cuales son esenciales para el desarrollo y crecimiento del animal. También resulta especialmente buena para la epidermis, para los problemas de visión, y también como cicatrizante y desinfectante. Estos dos últimos métodos solo funcionarán si aplicáis el líquido sobre las heridas.

Un dulce ¿peligroso?

Miel

No hace falta más que tomar una cucharada de miel para comprobar que el elemento es extremadamente dulce. Entonces ¿por qué es compatible con nuestras mascotas, si la mayoría de veces evitamos darles estos alimentos? Sí, la miel puede llegar a ser nociva para nuestras mascotas, pero solo cuando se utiliza con exceso y sin control. Si les proporcionáis las dosis correctas no deberíais tener mayores problemas. Tened en cuenta que contiene componentes que en otros alimentos son perjudiciales.

La miel es muy consumida en nuestras dietas diarias, aunque no sucede lo mismo cuando se trata de animales. De hecho, no nos hemos atrevido a proporcionarla a nuestras mascotas porque creíamos que era perjudicial. Ahora ya forma parte de sus planes de comida. No olvidéis que podéis derramar alguna que otra cucharada sobre sus alimentos. Bastará para que puedan disfrutar de uno de los manjares más ricos del planeta.

Vía | Can I Give My Dog…?
Fotos | Pixabay – Jeames | Pixabay – PollyDot

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *