27 agosto 2009 Cuidados, Curiosidades, Medio Ambiente, Noticias

rioguadalix

Los antiguos pastores árabes vieron crecer la vegetación abundante en las márgenes del río Guadalix al que llamaron Wadi-al-hiyaraque, río de piedras. Su caudal se está secando, no se sabe si por causa de las pocas precipitaciones; aunque se sospecha que la causa principal sea el cierre de las compuertas de la presa Pedrezuela-El Vellón; que está secando, como consecuencia, un tramo del río de unos 15 km.

Las consecuencias que ha traído el cierre de estas compuertas, conllevan a la pérdida de un número incalculable de especies acuáticas, entre las que se echa en falta especialmente, la nutria y diversas especies de flora y vegetación que corren el riesgo de desaparecer de las riberas del río.

La situación resulta paradójica, dado que el tramo afectado por el cierre está protegido, debido a su calificación como Lugar de Interés Comunitario y por pertenecer a la Red Natura 2000. Se trata de un área de especial interés para los amantes de la naturaleza, donde se encuentra el único cañón fluvial de la Comunidad de Madrid.

Lamentablemente, el río cuenta con antecedentes de su descuido por parte de los organismos oficiales competentes; hace cuatro años, el mismo tramo del río se vio privado de su afluente durante toda la época estival. Lo que para más motivo de lamento, intensifica los efectos que producen los vertidos sobre el río.

Un río con un caudal exiguo va perdiendo, poco a poco, su capacidad de autodepurarse y renovarse. La Asociación Jarama Vivo ha presentado evidencias de restos de hidrocarburos vertidos al caudal del río, que fluyen por la escasa corriente que discurre por este tramo y han presentado la denuncia correspondiente a la Confederación Hidrográfica del Tajo, la Consejería de Medioambiente y el SEPROMA, el Servicio de Protección de la Naturaleza.

Los miembros de la organización ecologista, afirman que esta situación no puede justificarse, dado que el abastecimiento de agua a las poblaciones de la región está plenamente garantizado, con un volumen de más del 70% de su capacidad, en los pantanos de la zona, de acuerdo a los datos de Canal Isabel II.

Los miembros de Jarama Vivo afirman la responsabilidad del Canal por la administración irresponsable de los recursos del agua en la Comunidad de Madrid; su desprecio a la fauna, la flora y los ríos madrileños que demuestra preferencias en cuanto a la distribución del riego, en los 35 campos de golf de la provincia. La comparación es inaceptable: el agua que requiere el riego de dos campos de golf, puede abastecer las riberas del río Guadalix durante todo un verano.
.
Vía | ecologiablog

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 agosto 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *