1 junio 2017 Domésticos

Perro

La agresividad de los perros ha dado mucho que hablar. No en vano, no sería la primera ni segunda vez que vemos en las noticias los ataques que algunas de las mascotas suelen realizar a sus dueños o a terceras personas. Aunque a los animales les demos todo el cariño del mundo y los eduquemos de la manera conveniente, también puede pasar que sigan siendo agresivos. ¿Qué podemos hacer, en esta situación?

Si tenéis un perro que es agresivo, lo mejor que podéis hacer es volverlo a educar. La primera operación que tendréis que llevar a cabo es la de comprobar en qué situaciones ataca. Así podréis comenzar a controlar las mismas. Es muy importante, en todo caso, que el animal sepa socializar con otras mascotas y con los propios seres humanos. Esta operación se lleva a cabo cuando son cachorros. Si llegan a adultos, puede ser incluso peligroso juntarlo con otros seres. Más que nada porque podría atacar en cualquier momento.

Otra cosa, muy importante, es enseñarle a que os obedezca. Esto es imprescindible. Si no, no os hará caso. Para trabajar la obediencia podéis utilizar la correa, realizando movimientos y dictando órdenes que la mascota pueda sentir y obedecer. Esto requiere tiempo, dependiendo de la actitud del animal. Una opción es la de comprarle un juguete que pueda morder, a la vez que decís palabras que él asocie con diferentes actitudes. Incluso se le puede poner un vocablo que signifique que deje de morder.

Finalmente, tened muy en cuenta la energía que tienen los animales. Si son muy nerviosos, pasan mucho tiempo en lugares cerrados o directamente no hacen ejercicio, es normal que se estresen y aumente el riesgo de que ataquen. Recomendable sacar a pasear a la mascota, mínimo, durante treinta minutos al día, permitiendo que corra y haga ejercicio.

No olvidéis, en todo caso, que la disciplina y la educación son fundamentales. Si realizáis las operaciones correctas no solo evitaréis la agresividad del animal, sino que también tendréis un amigo perruno que os ayudará incluso en situaciones límite.

Vía | DailyPuppy
Foto | Pixabay – skeeze

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *