27 julio 2014 Bioficha

Pez mandarín, uno de los más bonitos del mundo

El pez mandarín, de la familia de los dragoncitos o calinonímidos, es una de las especies más bellas que podemos encontrar en casi todas las aguas del Pacífico y se caracteriza, tal y como se puede ver en la imagen, por sus llamativos colores, algo que lo convierten en ser uno de los peces más populares entre los fotógrafos submarinos.

Nos encontramos ante un pez tropical que habita, aproximadamente, desde las Islas Ryukyu hasta el sur de Australia, que cuenta con un carácter tímido, ya que sólo le gusta aparecer de forma muy breve al anochecer para aparearse, y que presenta una coloración extraña y llamativa de múltiples colores. Su patrón más conocido consiste en un fondo azul con líneas onduladas de color naranja, aunque también es común encontrarlo con patrones amarillos, morados, verdes y, en ocasiones, moteados.

Los peces mandarín miden alrededor de seis centímetros de longitud, poseen un cuerpo alargado y cuentan con una cabeza ancha y cuatro espinas dorsales, siendo éstas mucho más grandes las de los machos que las de las hembras. Otra de sus características más destacables son sus grandes ojos, adaptados perfectamente para la caza y captura de sus presas en entornos de muy escasa luz. Por otro lado, su alimentación consiste, principalmente, en pequeños crustáceos y otros invertebrados, así como pequeños gusanos y microbios. La mayor parte de ella la encuentra en las rocas.

Una de las curiosidades de estos coloridos peces es que no poseen escamas, así que como compensación a esta falta de protección tienen un recubrimiento viscoso y maloliente que les protege de las enfermedades de la piel y que les adviertes a sus depredadores de su mal sabor.

Vía | Wikipedia
Foto | Flickr-antsz1

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 julio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *