23 marzo 2016 Salvajes

Jirafa

El color blanco no es muy común entre las jirafas. Estamos seguros de que, si vierais una así, pensaríais que es albina. No obstante, no os preocupéis. Existen bastantes excepciones, y hoy vamos a descubrir una de ellas. Su nombre es Omo, y vive en el Parque Nacional Tarangire de Tanzania. Fue vista por primera vez el año pasado, aunque recientemente se han realizado comprobaciones para conocer si sigue viva.

Debemos tener en cuenta que Omo es una jirafa de color blanco que ha sobrevivido durante el primer año, la época más peligrosa de todas. No en vano, el lugar en el que vive es peligroso para su especie, ya que suelen ser objetivo de depredadores. Incluso durante la madurez corren un gran peligro. Sobre todo si son blancas y llaman la atención.

Lo más importante de todo es que Omo no es una jirafa albina. Su color viene de una enfermedad llamada leucismo, la cual provoca que algunas de las células no puedan producir pigmento. En los animales albinos, lo que falta es la melanina. De hecho, nuestra protagonista es la única jirafa de color blanco que se conoce. No obstante, sí que hay más casos de otras especies con leucismo, una falta que no es tan anormal.

Omo es una jirafa muy curiosa que ya ha provocado más de una sorpresa. No obstante, en el Parque Nacional Tarangire de Tanzania están teniendo en cuenta su presencia: el color que tiene la hace más vulnerable. Desconocemos cual será su futuro aunque, por el momento, se están llevando a cabo muchos tipos de cuidados.

Vía | CNN
Foto | Wikimedia Commons – Kerina yin

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *