30 junio 2010 Medio Ambiente, Noticias

No más madera ilegal

Greenpeace recibe con satisfacción el anuncio hecho por la Unión Europea (EU) del acuerdo alcanzado para impedir la entrada de madera de origen ilegal en el mercado europeo. Este acuerdo es el resultado de dos años de intensas negociaciones juntamente a varias décadas de campañas de organizaciones como Greenpeace contra las talas ilegales en todo el mundo.

A día de hoy, la Presidencia Española de la UE, y los negociadores del Parlamento y la Comisión han acordado un texto aunque deberá ser debatido y ratificado por el Parlamento Europeo y el Consejo.

Gracias a esta ley, el mercado provocará cambios positivos en la industria forestal y en la calidad de la gestión forestal de los bosques del planeta. Además, las empresas en Europa deberán establecer sistemas de seguimiento entre las concesiones forestales y el mercado, con tal de minimizar el riesgo de la procedencia de talas ilegales.

Esta ley supone un refuerzo al Programa para la aplicación de las leyes, gobernanza y comercio (FLEGT, por sus siglas en inglés), programa que incluye acuerdos bilaterales con los países tropicales para prevenir la importación europea procedente de talas ilegales.

Pero, Greenpeace expresa abiertamente que el texto acordado no es suficiente para abordar la magnitud del problema. En particular, el régimen de sanciones y multas es muy poco ejemplarizante, la fecha de aplicación de la regulación se demora dos años a partir de su aprobación, y los materiales impresos (libros por ejemplo) estarán exentos, al menos, durante los próximos 5 años.

Una mayoría de los países europeos han apoyado esta regulación. Solamente un pequeño grupo de países, Suecia y Portugal entre ellos, ha intentado echar por tierra el proceso y están todavía mostrando su oposición ante este gran avance para el planeta.

“Si esta ley es aprobada, la madera de origen ilegal no podrá ser vendida en Europa. Así, uno de los mayores mercados de productos forestales del mundo, Europa, cerrará sus puertas a productos procedentes de la deforestación y la destrucción de la biodiversidad. El mercado negro de productos forestales tiene frecuentemente vínculos con las organizaciones criminales y con los conflictos, y causa un daño ambiental irreversible. Con esta ley, este mercado de productos forestales baratos no tendrá cabida en Europa”, ha explicado Miguel Ángel Soto, responsable de la Campaña de Bosques y Clima de Greenpeace España.

Por último, el acuerdo, que primero tendrá que ser aprobado por el Parlamento y el Consejo, supone una gran contribución para frenar la destrucción forestal, la pérdida de biodiversidad y el cambio climático.

Vía | Greenpeace

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 junio 2010
  2. Animales de circo (I) 7 junio 2011
  3. El Valle de las Rosas, un paraíso en Marruecos - Marruecos 4 mayo 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *