19 diciembre 2015 Noticias

Mascota

Con la llegada de la Navidad, muchas asociaciones se ponen las manos a la cabeza ante una tendencia que, afortunadamente, está retrocediendo cada vez más. Hablamos del hecho de que muchas familias deciden regalar a los más pequeños diferentes especies de animales con el fin de que aprendan a cuidarlos. Muchas personas los tienen y los mantienen como mascotas muy queridas, pero ha habido algunos casos en los que, unos meses después, dejan abandonados a los ejemplares.

Está claro que los animales no son juguetes ni un regalo. No se pueden dar porque sí, sino que es necesario llevar a cabo una serie de cuidados fundamentales para garantizar su seguridad. La Cátedra Fundación Affinity ha llevado a cabo el estudio “Juntos Crecemos Mejor 2015”, del que han extraído una opinión bastante buena: el 98% de los niños conocen que los animales no son juguetes. El 50% de los encuestados ha reconocido haber pedido a los Reyes Magos o Papá Noel alguna especie animal, aunque tienen la conciencia de que deben tratarlos con respeto.

Por otra parte, según el II Análisis Científico de la Fundación Affinity sobre el vínculo entre personas y animales de compañía, en el 60% de los casos los niños asocian a los perros y gatos con “un compañero de actividades y juegos. Incluso, ocho de cada diez prefiere jugar con animales antes que con videojuegos. Los conceptos que manejan son básicos, pero muy importantes: “hay que cuidarlos, jugar con ellos y alimentarlos“.

Desde la propia Fundación Affinity han solicitado a las familias que tengan mucho cuidado con este tipo de tendencias, entre otros motivos porque los animales no son juguetes, sino seres vivos que sienten. Incluso se han pedido que se sea razonable a la hora de regalar, teniendo en cuenta que, en cuanto al cuidado de un animal, es necesario ser responsable e inmiscuir a todos los componentes de la familia.

Estudios como este demuestran que la gente ha aprendido a cuidar bien a los animales, y a no regalarlos como si fueran un juguete más. Ya sabéis que a la hora de cuidar de una mascota es necesario tener mucho cuidado. Entre todos podemos evitar que los regalos de los Reyes Magos no terminen abandonados. Afortunadamente, una tendencia que se está extinguiendo, poco a poco.

Fuente | Fundación Affinity
Foto | FlickR – Juanedc

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *