27 septiembre 2017 Domésticos

Perro

La inserci√≥n de microchips en mascotas podr√≠a ser definido como una de las noticias m√°s importantes de los √ļltimos a√Īos. La raz√≥n es que su utilidad es tan grande que ahora mismo no sopesamos una vida animal sin esta herramienta. En Espa√Īa su instalaci√≥n es obligatoria, aunque en otros pa√≠ses es opcional. De hecho, su almacenamiento puede llegar a ser de mucha utilidad al guardar una gran cantidad de informaci√≥n acerca del estado y salud de las mascotas.

En todo caso, hay que tener en cuenta que los microchips no dejan de ser objetos tecnológicos que pueden llegar a fallar en cualquier momento. Y que, de hecho, ya han provocado más de una situación comprometida. Antes de nada hay que mencionar que el hecho de que las mascotas tengan este elemento instalado también les proporciona diferentes ventajas a la hora de, por ejemplo, ser encontradas si se pierden.

Los microchips que se instalan a las mascotas son en realiadd peque√Īos cilindros recubiertos de un material que les permite utilizar tecnolog√≠as de radiofrecuencia con el fin de conectar informaci√≥n acerca de las mascotas con su propietario. Por supuesto, ni son GPS ni contienen toda la informaci√≥n referente a los propios animales. Solo se almacenan los datos base que son necesarios. Eso s√≠, tienen codificada una serie √ļnica de n√ļmeros que pueden ser detectado por un dispositivo electr√≥nico.

Esta herramienta generalmente se implanta entre el grupo de m√ļsculos que existe en el hombro de las mascotas, estando dise√Īados para permanecer en el lugar durante toda la vida de la mascota. Si se necesita extraer la informaci√≥n que contienen solo es necesario escanear el chip.

Microchips que fallan

Perro

Seg√ļn la American Veterinary Medical Association existen varias razones por las que un microchip puede fallar. La m√°s com√ļn es que los aparatos contengan informaci√≥n incorrecta acerca del propietario o, directamente, no tener datos almacenados. Cuando teng√°is una mascota nueva es recomendable que os fij√©is que la informaci√≥n guardada sea correcta.

También puede haber problemas en la propia implantación. Las agujas que se utilizan para la operación pueden llegar a ser muy grandes, por lo que puede ocurrir que los animales se muevan mucho y la inserción del microchip sea incorrecta. De hecho, no sería la primera vez en que el aparato se desliza fuera de la apertura creada. Tened cuidado cuando se realicen varias implantaciones a la vez, ya que se podría mezclar la información de las mascotas.

A excepci√≥n de estos fallos y los de frecuencia (debido a otros aparatos cercanos que est√©n interfiriendo con la se√Īal), los microchips no deber√≠an dar mayores problemas. Recomendamos que os fij√©is muy bien en que la inserci√≥n se realice de manera correcta y en que la informaci√≥n guardada sea exacta y verdadera. No deber√≠ais tener mayores dolores de cabeza.

Vía | iHeartDogs
Fotos | Pixabay – ABWI74 | Pixabay – Alexas_Fotos

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *