1 noviembre 2008 Paraiso Natural

antartico1.jpg

Las regiones polares Árticas y Antárticas, centradas en los polos Norte y Sur, son los lugares más fríos de la Tierra. Sus temperaturas extremas, sus largos periodos de oscuridad y luz, y su paisaje severo y riguroso las convierten en lugares prohibidos para la mayoría de la gente. Sin embargo, la capa de hielo y nieve alberga secretos ocultos acerca de la historia de la tierra.

Cualquier persona sabe que los osos polares viven sólo en el Ártico y los pingüinos sólo en el Antártico, pero entre ambas regiones existen notables diferencias, ¿las conocéis?. La semejanza más evidente es que ambos ambientes están dominados por la nieve y el hielo.

El Antártico es una masa de tierra rodeada de agua. En él, la tierra siempre está cubierta de hielo y nieve, que sólo se derriten a lo largo de una estrecha franja costera en verano. El océano se hiela en invierno duplicándose la extensión del continente, y en verano vuelve a derretirse. Más del 80% del volumen de agua dulce del planeta está almacenado en la capa de hielo antártica; si se derrite, el nivel del mar ascendería más de 60 metros.

El Ártico, que es un océano rodeado de tierra, la mar está siempre helada y la nieve y el hielo cubren la tierra durante casi todo el año, es más pobre tanto en población como en diversidad de especies. Podemos encontrar animales como: osos polares, bueyes almizcleros, caribúes, liebres, morsas, búhos nivales, bandadas de ánades, ansares y limnícolas migradores. En el Antártico no encontramos nada de esto, el casquete glacial es mucho más frío y solamente podemos encontrar pingüinos, albatros y elefantes marinos. Y en ambas zonas podemos encontrar tanto focas como ballenas.

Vía | Wikipedia

También te puede interesar

Comentarios