22 abril 2011 Curiosidades

araña
Muchas arañas hembras del género de los (“latrodetus”) son famosas por devorar al macho tras copular. Este tipo de canibalismo es muy frecuente pues muchas clases de arácnidos se comen a sus parejas de cópula antes, durante o después del acto, pero siempre eran ellas las que se los comían. Recientemente, un grupo de científicos uruguayos han descubierto que la araña lobo macho (“Allocosa brasiliensis”) se come a las hembras, sobre todo si éstas son mayores que él y de bajo estatus reproductivo.


Los resultados, publicados en la revistaBiological Journal of the Linnean Society” explican que la araña prefiere copular con parejas jóvenes, vírgenes y con el vientre ancho, para, de esta manera, tener más posibilidades de producir un gran número de descendientes. El primer saco de huevos de una hembra es el que contendrá más crías, unas 180 y desde ese momento la cifra va disminuyendo, por lo que las arañas mayores dejan de resultar atractivas para los machos y corren el riesgo de que algún macho se las coma.

Las arañas hembra del género “Allocosa brasiliensis” a diferencia del resto de arañas no son las que eligen a sus parejas reproductivas pues es el macho el que se queda en la madriguera y espera a que las hembras desfilen delante de él para cortejarle.

Una vez elegida a su pareja copulan y el macho se retira, sellando la entrada de la guarida y dejando ahí a la hembra que pondrá los huevos y no saldrá hasta un mes más tarde, ya con sus crías. El éxito reproductivo de las hembras dependerá de su estatus sexual y de su condición corporal, mientras que el de los machos, de su capacidad para cavar la madriguera.

Vía | El Mundo
Foto | Flickr – Eduardo Dios

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *