30 noviembre 2017 Curiosidades

oso

El yeti es quizá uno de los seres más famosos dentro del imaginario popular y de la criptozoología. Aunque se han realizado multitud de investigaciones en esta materia, el llevado a cabo por la Universidad de Buffalo (Estados Unidos) es quizá uno de los más exhaustivos y sus conclusiones son claras: el supuesto yeti del Himalaya es un oso. Para esta investigación se recogieron muestras de supuestos ejemplares de esta especie en distintas zonas de Asia, especialmente del altiplano del Tíbet y el Himalaya.

Los análisis de ADN de dichas muestras (huesos, dientes, piel, pelo y muestras fecales) han resultado provenir de distintas especies de oso asiáticos, e incluso una de ellas se correspondió con un perro. “Nuestros hallazgos sugieren de manera sólida cómo los apuntalamientos biológicos de la leyenda del ‘Yeti’ se pueden encontrar en los osos de la zona, y nuestros estudio demuestra que la genética debería poder desentrañar otros misterios similares”, señaló Charlotte Lindqvist, líder del informe.

“Este estudio representa el análisis más riguroso hasta la fecha hecho de muestras que derivan de criaturas parecidas a los homínidos anómalas o mitológicas”, detalla la experta. El Yeti es una criatura misteriosa entremezclada con los mitos y leyendas de Nepal y Tibet. Se considera que vive en montañas asiáticas y a lo largo de la historia se han registrado multitud de avistamientos poco certeros que han acrecentado el mito y convertido en uno de las criaturas más populares en el mundo de la criptozoología.

“Claramente, una gran parte de la leyenda del ‘Yeti’ tiene que ver con los osos.Los osos de esta región son o bien vulnerables o se encuentran en peligro crítico desde una perspectiva de la conservación, pero no se conoce mucho sobre sus historia pasada”, detalla la investigadora. En este sentido, esta investigación ha servido para trazar parte de la evolución de estos plantígrados asiáticos y esclarecer parte de sus orígenes como especies.

Fuente | Universidad de Buffalo
Fotografía | Wikimedia Commons

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *