18 febrero 2016 Domésticos

Perro

Cuando hemos tenido un cachorro de perro, una de las cosas que más nos gustaban era que se relacionara con otros animales y personas. El hecho de que fueran tan pequeños alegraba el día a cualquiera. No obstante, en más de una ocasión nos hemos preguntado si lo que estábamos haciendo era bueno. No, no estábamos en un error. Que los cachorros de perros socialicen es algo extremadamente bueno.

Antes de nada nos gustaría mencionar que los cachorros de perros no deben entrar en contacto con otras especies a la primera de cambio. Ahí fuera existen algunos peligros que es conveniente evitar: especies peligrosas, virus y bacterias, personas que intentan hacer daño, etc. La mejor idea es la de esperar un tiempo prudencial, al menos unas semanas (mínimo, hasta que tengan sus vacunas). El propio animal os dirá cuando está preparado. Por lo general, nosotros esperamos hasta que se puede mover perfectamente y está lo suficientemente activo como para correr por sí mismo en el caso de que lo crea necesario.

El primer lugar al que solemos acudir es al parque: allí podrá estar en contacto con otros perros en un entorno más o menos seguro. Decimos que más o menos porque estará expuesto a algunos peligros: excrementos, otros animales, personas… En todo caso, podéis controlarlo de la manera conveniente. Él solo se pondrá a socializar, a estar en contacto con otros elementos y finalmente a aprender cómo es el mundo. No olvidéis ir sin prisa: el hecho de ir nerviosos podría poner al perro nervioso, el cual estará más atento de vosotros que de lo que tiene delante.

El aprendizaje, el factor más importante

Perro

Después de esta primera experiencia, incluso vosotros mismos os daréis cuenta de que lo más importante dentro de la socialización de los cachorros es que aprendan a comportarse, a actuar, a conocer todo lo que hay fuera de las fronteras en las que están normalmente. Eso sí, es importante que estén bajo control para evitar sustos. Siempre habrá algún peligro que podría dañarlo. Sobre todo cuando llevéis al animal a entornos más peligrosos.

La socialización es uno de los factores más importante de la vida de los perros. Entre otros motivos, porque si no lo hacen podrían desarrollar conductas negativas o incluso padecer depresión (entre otras enfermedades). Os recomendamos que estén en contacto, todo lo que puedan, con otros animales y personas. Estamos seguros de que se mantendrán muy felices.

Vía | Quick and Dirty Tips
Fotos | Pixabay – Unsplash | Pixabay – dudwnhahaha

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *