15 enero 2015 Bioficha

La foca de Weddell, toda una guerrera de la Antártida

Con una apariencia más que atractiva y singular, la preciosa foca de Weddel es toda una guerrera de los mares antárticos y suele habitar, precisamente, en las costas del continente de la Antártida, aunque existe una pequeña población en Georgia del Sur y algunos individuos han llegado a ser vistos en las costas de América del Sur, en Nueva Zelanda y en Australia.

Estos mamíferos pertenecientes a la familia de los fócidos son de color gris azulado o blanquecinos, aunque a veces pueden presentar diversas coloraciones en el pelaje, sobre todo en el dorso, en el cuerpo y alrededor de los ojos. Su aspecto es cilíndrico, su cabeza pequeña y desproporcionada con respecto al resto del cuerpo y sus bigotes muy largos. Los adultos pueden llegar a medir hasta unos tres metros de longitud y pesar hasta 500 kilogramos, siendo las hembras más grandes que los machos tal y como suele suceder en todas las focas pagófilas.

En cuanto a su comportamiento, las focas de Weddel se encuentran en manadas pasando alrededor del 80% de su tiempo en las aguas heladas del polo sur, muy por debajo de la superficie del hielo, por lo que no son muy fáciles de ver. Aún así, cuando son vistas tumbadas boca arriba o de costado durmiendo en una actitud placentera (tal y como la que se puede observar en la imagen) resultan totalmente adorables. Fuera del agua es donde se relajan y permanecen inactivas para pasar pronto a la acción bajo el agua, convirtiéndose en unas excelentes y veloces nadadoras. Por último, de su alimentación podemos decir que suelen comer lo que cazan en los fondos marinos, principalmente peces y crustáceos.

Vía | Wikipedia
Foto | Flickr-oliver.dodd

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *