1 octubre 2016 Domésticos

Gato

A la hora de alimentar a los animales hay que tener mucho cuidado. Sobre todo porque determinadas mascotas solo aceptan algunas comidas, destinadas precisamente para ellas. De hecho, ya hemos hablado en más de una ocasión de alimentos que podrían resultarles perjudiciales, de una u otra forma. Centremonos en las alergias. Y es que, aunque no lo parezca, algunos alimentos también pueden provocarlas. Echemosle un vistazo a los que más problemas podrían conllevar.

Por lo general, las alergias del tipo alimentario se provocan debido a una hipersensibilidad a algunos de los componentes contenidos en los alimentos. De hecho, este tipo de problemas son más comunes en gatos que en perros, por lo que hay que tener más cuidado. En el caso de que el gato coma algún tipo de alimento que no tolere el sistema inmunitario, el organismo emite histamina. Y así se producen reacciones como vómitos, diarreas o dermatitis.

Acerca de los alimentos que pueden provocar este tipo de alergias, existen muchos. Los más importantes, y con los que más cuidados hay que tener, son la carne de vaca, cordero y pollo, el pescado, el marisco, la leche y sus derivados, los huevos, la soja, el maíz y el gluten. Mencionar que algunos de estos componentes están presentes en el pienso, por lo que en algunas ocasiones tendremos que analizar lo que compramos.

En el caso de que vuestro gato presente alguno de los síntomas que hemos indicado o, simplemente, se muestre enfermo, recomendamos la visita a un veterinario con el fin de comprobar qué es lo que está sucediendo. De esta forma, podréis evitar más de un inconveniente. En todo caso, tened mucho cuidado con los alimentos que hemos mencionado.

Vía | Pet Education
Foto | Pixabay – Scrapness

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *