19 mayo 2016 Salvajes

equidna

Los equidnas son unos de los animales más singulares del planeta Tierra. Como los ornitorrincos, se reproducen por huevos y aún así son mamíferos, características que los convierten en unos seres únicos de nuestro planeta. Pero el equidna esconde otros muchos secretos que hacen que sea un animal todavía más especial. Una de estas características poco conocidas del equidna es su capacidad para sobrevivir a los incendios que asolan con frecuencia sus hogares en Australia.

Cuando el fuego se extiende, el equidna busca su hogar subterráneo o cualquier lugar donde pueda refugiarse bajo tierra. Una vez enterrados, entran en un estado similar al letargo en el que baja su temperatura corporal y que les ayuda a resistir los efectos del calor. Cuando el fuego se extingue y todo vuelve a la normalidad, los equidnas despiertan y retoman su actividad, surgiendo de las cenizas como el mítico ave fénix.

Este comportamiento permite que el equidna no sea pasto de las llamas, pero también les facilita “despertar” cuando los insectos, que son su presa natural, han regresado. De esta forma sus tasas de supervivencia aumentan de forma considerable comparándolos con otros animales australianos. Los investigadores barajan que esta capacidad puede ser una de las claves que haya permitido a estos animales ancestrales vivir hasta nuestros días.

Además, en caso de extrema necesidad el equidna puede despertar rápidamente del letargo para buscar otro lugar donde refugiarse o correr por su vida si no hay otra alternativa. El estudio que ha analizado este comportamiento destaca, que precisamente la capacidad para entrar en este estado sea una de las claves del éxito evolutivo de los mamíferos y uno de los motivos por el cual lograron sobrevivir a la extinción masiva que acabó con los dinosaurios.

Vía | BBB Earth
Fotografía | Diana Padrón

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *