17 noviembre 2015 Curiosidades, Domésticos

perro

Aquellos que tienen perros en casa habrán observado que en ocasiones se quedan mirando la televisión ensimismados. Una reacción bastante común en estos animales, pero que hace que nos preguntemos inevitablemente una cuestión ¿mi mascota entiende lo que está viendo o únicamente se queda ensimismada por el movimiento de las imágenes? A estas preguntas da respuesta un artículo publicado en National Geographic y que arroja bastante luz sobre la percepción del “mejor amigo del hombre”.

Los perros efectivamente son capaces de procesar las imágenes que aparecen en la tele, por lo que cuando se quedan ensimismados mirándola, es porque ha captado su atención. Además, su percepción de la misma es casi tan buena como la de los humanos, aunque su capacidad para ver el color está más limitada ya que únicamente captan dos colores primarios: el azul y el amarillo. A pesar de esta limitación cromática, son capaces de reconocer las imágenes en pantalla y distinguir los animales o sonidos emitidos por la televisión.

Otra diferencia respecto a los seres humanos es que los ojos de los canes son capaces de captar imágenes a una mayor velocidad. Esta tasa distinta de captación de imágenes por segundo hace que lo que se emite en las nuevas televisiones sea más atractivo para los perros, lo que ha conseguido que su atención hacia la “caja tonta” aumente. En cualquier caso, la predisposición de nuestra mascota por la televisión depende de otros factores, como la propia personalidad del animal o su raza. Al parecer, los “Terrier” se sienten más atraídos por las imágenes televisivas que otras razas.

Con esta realidad en mente, se creó en Estados Unidos hay un canal de televisión específico para perros y cuyas emisiones están especialmente diseñadas para captar la atención de los canes. Una iniciativa que prende aliviar el estrés de los perros que pasan mucho tiempo solos, pero que en ningún caso aporta los beneficios que obtienen nuestras mascotas al pasear.

Vía | National Geographic
Fotografía | Wikimedia Commons

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *