3 agosto 2009 Medio Ambiente, Noticias

hielo.gif

El cambio climático mata cada año a más de 300.000 personas en todo el mundo, según Naciones Unidas. Las cifras empeoran con los animales. El calentamiento global arrasa a unas 150 especies por día. Osos, focas y aves sufren las consecuencias en este archipiélago noruego.

Este archipiélago situado entre Noruega y el Polo acoge la cría de los más de 3000 osos polares de los mares cercanos. Además de ser la cuna del oso blanco, también es el nido de millones de aves. Los zorros polares dejan sus huellas en la costa y debajo de las placas heladas se encuentran doce tipos de ballenas que se alimentan a la orilla de Svalbard.

Toda esta biodiversidad podría morir si la polución y la contaminación continúan en aumento, como parece que podría llegar a ser. La situación es tan grave que los cálculos afirman que todo el hielo del que ahora se sirven estas especies podría desaparecer a finales de este siglo. Entonces será demasiado tarde. Recordemos que en Svalbard también está la mayor reserva alimenticia del planeta con más de un millón de semillas por si ocurre alguna catástrofe global.

El deshielo aumenta el nivel del mar y aunque gracias a él se han descubierto nuevas islas tapadas durante siglos por la nieve, también podría acabar con otras. Si la crecida de las temperaturas sigue en progresión, podrían estar en peligro las islas de todo el mundo, con toda su biodiversidad, sus especies y sus seres humanos. Los avisos científicos se pierden entre noticias deportivas y dietas de adelgazamiento.

Vía | National Geographic

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 agosto 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *