Convulsiones en perros: Qué hacer si ocurre una

Convulsiones en perros: Qué hacer si ocurre una

Escrito por: Ildefonso Gómez Herrera    25 enero 2018     Sin comentarios     2 minutos

A continuación tenéis algunos consejos para tratar las convulsiones en perros. Así evitaréis males mayores.

A pesar de que no suelen ser habituales, las convulsiones pueden ocurrir en los perros. Estas son debidas a problemas en el sistema nervioso de los animales, por lo que es recomendable saber lo básico por si sucediera algo al respecto. Antes de nada tenéis que saber que las propias convulsiones se manifiestan en el cuerpo con una alteración en el funcionamiento del mismo, a veces incluso llegan a la pérdida de la conciencia.

Si vuestro perro tiene convulsiones de manera habitual es recomendable acudir al veterinario con el fin de que realice un análisis y compruebe las razones de este movimiento. De todas formas, las causas de esta dolencia pueden ser variadas, e incluso golpes fuertes en la cabeza, trastornos metabólicos, infecciones e intoxicación por cualquier producto que le haya hecho daño. Incluso por medicamentos. También pueden existir tumores, o tener convulsiones provocadas por causas congénitas o heredadas.

Las convulsiones se presentan en formas de crisis y en tres fases. En la primera el perro se mostrará más nervioso, con temblores y salivación excesiva. Unas horas después comenzará a sacudir el cuerpo de manera involuntaria, teniendo la propia convulsión. Finalmente, tras la crisis, el animal se recuperará poco a poco. En estos momentos puede que se muestre desorientado.

Cómo tratar una convulsión en perros

Perro

Para tratar una convulsión en perros de manera efectiva, lo primero es mantener la calma y quitar los objetos que estén cerca del animal y que puedan hacerle daño. Colocáos detrás de él con algún objeto suave y acolchado, como una almohada. No intentéis agarrarlo o levantarlo. Tampoco lo estimuléis sonora o visualmente, y no le déis agua o comida. A partir de esto, será suficiente con evitar que su cara se eche hacia atrás y saque la lengua, ya que estas acciones podrían ahogarlo. Solo tenéis que centraros en que no se haga daño, esperando a que pase la convulsión.

Después de que ocurra la convulsión es necesario avisar al veterinario con el fin de que ponga en marcha el tratamiento que corresponda para el animal.

Las convulsiones son sencillas de tratar, aunque es necesario tener en cuenta algunos conceptos con el fin de que los perros no sufran daños.

Vía | Cesar’s Way
Fotos | Pixabay – Alexas_Fotos | PxHere


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.