25 junio 2015 Cuidados, Domésticos

Perro

Todos actuamos de la misma manera: rellenamos el cuenco de comida de nuestro perro y le dejamos que se alimente cuando quiera. Algo que, aunque está bien visto, no es correcto y podría provocarle problemas de salud. Al contrario de lo que se piensa, no hay que dejar que el perro coma cuando le plazca, sino que hay que enseñarle unos hábitos más o menos exactos.

En primer lugar hay que tener en cuenta los horarios. La comida se sirve a ciertas horas del día. Será necesario crear unos ciertos hábitos para que el animal se vaya acostumbrando. Por ejemplo, podemos ponerle el cuenco con la comida, y retirarlo 30 minutos después. Así sabrá que tiene ese tiempo para comer.

Si os preguntáis cuantas raciones diarias debe recibir el animal, tenéis que saber que depende de la edad. Los cachorros de dos o tres meses de edad suelen recibir cuatro raciones, entre los tres y seis meses, tres raciones, y entre los seis meses y el año se disminuye la cantidad hasta las dos raciones diarias (mañana y noche), continuando así para toda la vida.

Especial mención a ese momento de nuestra propia comida, desayuno o cena, en la que le damos de nuestros alimentos. Algo, de nuevo, incorrecto, ya que se acostumbrarán a recibir comida que no es suya. Lo mejor es comprar snacks o galletas que se utilicen únicamente como premios o para adiestrarlos. Y en momentos puntuales. Tienen que saber que no pueden comer nuestros alimentos.

Respecto de la cantidad de comida que debemos dispensarles, la verdad es que no hay un número o peso exacto. Será necesario que dejemos esta tarea en manos del veterinario. En teoría, un perro adulto debería comer el 2% o el 3% de su peso corporal, al día. Avisamos de que se trata de un dato orientativo que debe ajustarse a las dimensiones y edad del animal.

Os vamos a poner un ejemplo que nos ha sucedido a nosotros: tenemos dos tipos de perros, uno grande y otro pequeño. El primero pesa apenas diez kilogramos, mientras que el segundo llega hasta los 30 kilogramos. Es evidente que no podemos servirles la misma comida. En el mercado encontraréis todo tipo de especialidades, incluso algunas dirigidas únicamente a cachorros o a animales adultos (sobre todo por los ingredientes incluidos). También hay que tener en cuenta que la cantidad no puede ser la misma. Conceptos que no se pueden olvidar si queréis alimentar correctamente a vuestro perro.

Vía | wikiHow
Foto | Pixabay – cherylholt

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. ¡Vaya Fauna! se estrena el miércoles en Telecinco 27 junio 2015
  2. El sobrepeso se ha convertido en uno de los problemas más urgentes entre las mascotas 5 diciembre 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *