Consejos para adiestrar a nuestro gato (II)

Consejos para adiestrar a nuestro gato (II)

Escrito por: Carmen Vargas    4 marzo 2015     Sin comentarios     1 minuto

A pesar de los que mucha gente cree, los gatos también son animales de compañía que se pueden adiestrar, pero como en todos los casos también se necesita comprensión y paciencia. Y es que nuestros amigos no son tan sociables y tan agradecidos como los perros, sino que son más biindependientes y egoístas, por lo que lo único que buscan es agradarse a sí mismos y nada más. Hoy, desde Faunatura, os traemos una serie de artículos en el que veremos algunos buenos consejos para adiestrar a nuestro gato sin morir en el intento.

Consejos para adiestrar a nuestro gato (I).

Como hemos podido ver en nuestro artículo anterior, no es imposible adiestrar a un gato. Estos son animales muy inteligentes y, aunque sean más complicados que los perros, si disponemos de tiempo y de las técnicas adecuadas llegaremos a conseguir que sea capaz de realizar algunas acciones simples. Para ello os comentamos algunos trucos más:

  • Los maullidos nocturnos es uno de los grandes problemas que se sufren cuando se tiene un gato. Normalmente esto se debe a que tiene hambre o a que está aburridos, por lo que emplearemos dos técnicas sencillas para ver si funcionan y nos deja dormir tranquilamente. La primera de ellas es optar por un dispensador de comida y la segunda jugar con él antes de irnos a dormir, intentando gastar sus energías y dejándole un juguete silencioso para que pueda entretenerse luego solo.
  • A la hora de reñir a nuestro gato hay que reaccionar inmediatamente para que pueda relacionar la riña con aquello que han hecho, por lo que si alguna vez descubrimos alguna travesura demasiado tarde no nos queda más remedio que aguantarnos y estar más pendientes la próxima vez.
  • Enseñar a nuestro gato para que sea capaz de relacionar una recompensa de comida con un sonido determinado es otra gran idea que nos ayudará en nuestro adiestramiento, así que podríamos ponerlo en práctica cada vez que nuestro gato haga lo que hemos pedido.
  • No deberíamos pasarnos el día entero intentando educar a nuestro gato, ya que éste puede cabrearse fácilmente. Con unos 10-15 minutos al día, sin dejar de ser constantes, sería suficiente.

Vía | Mundo Gatos
Foto | Flickr-Juanedc


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.