28 abril 2015 Peligro de extinción, Salvajes

lince-iberico

La verdad es que estamos acostumbrados a que las noticias sobre el lince ibérico (Lynx pardinus) no sean buenas y cuando una sí lo es, nos produzca cierta sensación de júbilo. Siguiendo la tendencia de los últimos años, se ha incrementado el número de nacimientos de esta especie, en cautividad, que ha supuesto que este año 2015 hayan nacido 61 cachorros de los cuales, han salido adelante 53.

Estas cifras son esperanzadoras, ya que permitirán seguir con los planes de conservación del lince ibérico y constatan que la tendencia va al alza. Sin embargo, hay que tener en cuenta que cada año están muriendo más ejemplares adultos, siendo especialmente trágicos los números del año pasado en el que 28 ejemplares murieron.

Si tenemos en cuenta estos datos, podemos comprobar que el crecimiento de la especie es muy lento y que queda mucho trabajo por hacer, sobre todo en lo que se refiere a la prevención de atropellos de lince ibérico, la principal causa de muerte de esta especie. En cualquier caso, estos datos de nacimientos son buenos y supone un gran éxito, ya que se han duplicado los nacimientos respecto al año pasado, lo que servirá para consolidar y afianzar esta tendencia.

Estas cifras pertenecen a la época de cría correspondiente al presente año 2015, aunque esperemos que el año que viene ofrezca unos datos aún mejores que este. Estas crías de lince ibérico han nacido en distintos lugares de la geografía española, concentrados en los cinco centros de cría en cautividad de lince ibérico repartidos por la península ibérica.

Vía | Efe verde
Fotografía | Brendan Ryan

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *