16 enero 2010 Bioficha, Curiosidades, Salvajes

araña


La araña no tiene alas, y sin embargo, está especializada en la captura de presas aladas y no teme atacar a insectos mucho mayores que ella.

Admiramos nuestros modernos puentes colgantes, que tardamos uno o varios años en construir, pero olvidamos que, en proporción con su tamaño la araña hace obras muy importantes empleando en su trabajo tantas horas como nosotros años.

Te contaremos como hace una araña para construir su tele entre dos árboles. En primer lugar la araña trepa sobre el tronco de uno de los arbustos, y prosigue su marcha a lo largo de una rama inclinada hacia el otro arbusto, a una altura conveniente para fijar allí el punto de apoyo más elevado de su futura ‘tela’. Inmediatamente se asegura de la dirección del viento. Es preciso que lo tena a su espalda. Entonces pone en alto su abdomen y hace salir un hilo sedoso, que se alarga rápidamente, flotando a favor del viento en dirección a las ramitas que se divisan en el otro arbusto. Se alarga el hilo de seda hasta que su extremo consigue alcanzarla meta y arrimarse allí. Entonces la araña tensa su cuerda, ata el cabo cerca de ella y desde este momento dispone de un puente colgante que recorre varias veces agregando nuevos hilos para reforzarlo. Esto será el cable principal que sostendrá todo el edificio.

La araña se deja caer enseguida sobre una rama más baja, siempre fabricando su hilo. De allí, alcanza otra vez el cable en su punto alto, lo atraviesa una vez más y habiendo llegado al segundo arbusto se deja caer más abajo.

Fuente | Maravilla de la naturaleza

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 enero 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *