9 junio 2015 Curiosidades, Salvajes

Anguila eléctrica

Las anguilas eléctricas (más conocidas como anguilas, a secas) son uno de los animales que más curiosidad despiertan. Habitan en el Amazonas y en el Orinoco, pero eso no significa que por aquí no recibamos ingentes cantidades de información sobre sus hábitos, algunos de ellos bastante curiosos. Vamos a echar un vistazo a la información más sorprendente que tenemos.

Las anguilas eléctricas viven en zonas acuáticas con un nivel de oxígeno bajo, como lugares turbios, de suelo fangoso, en los que pueden estar casi completamente solas. Allí no existen muchos peces por razones obvias (y por la suciedad del ambiente). Sin embargo, toman el 80% del aire de la superficie, por lo que necesitan subir con frecuencia (en intervalos de entre pocos segundos y varios minutos).

El cuerpo de los animales es parecido a una gran batería de casi 600 voltios. Mientras que la cabeza es el polo positivo, la cola es el negativo. Pueden generar electricidad cada 25 segundos. De todas formas, hay que tener en cuenta que son animales nocturnos, utilizando la electricidad para cazar a sus presas durante la noche. Sin duda, una buena herramienta. Suelen alimentarse de invertebrados, sin olvidar camarones, cangrejos, pequeños mamíferos y otros peces.

Podríamos asustarnos tanto por su peso como por su longitud: pueden alcanzar los dos metros, además de pesar 20 kilogramos. La reproducción también es bastante curiosa: los machos preparan un nido de saliva, en el cual irán los huevos (hasta 3.000 de una sola vez) de las hembras. En un solo nido pueden llegar a eclosionar hasta 17.000 animales nuevos.

Son muchos los que se preguntan si podrían morir en el caso de tropezarse con una anguila. La respuesta es que sí. Al generar más de 500 voltios, se provocaría en el cuerpo una desfibrilación cardíaca. Una muerte casi instantánea.

Las anguilas eléctricas son animales apasionantes y curiosos. Sin embargo, también peligrosos. Mejor mantenerse alejados de ellas.

Vía | Animals Time
Foto | Vsion

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *