Agapornis, las aves que siguen a sus parejas a toda costa

Agapornis, las aves que siguen a sus parejas a toda costa

Escrito por: Ildefonso Gómez Herrera    30 enero 2016     Sin comentarios     2 minutos

Los agapornis, aparte de ser muy populares como mascotas, también tienen una curiosidad: se mantienen junto a sus parejas a toda costa, sin importar si deben quedarse sin el alimento necesario. Unas aves que conceden más importancia al amor que a las necesidades que poseen.

Los agapornis son impresionantes y se han hecho muy populares durante los últimos meses. Este tipo de aves se caracterizan por bastantes cosas, aunque lo más destacable es el amor que se dedican las parejas. No en vano, en inglés reciben el nombre de Lovebirds. Interesante ¿verdad? Cuando la relación es oficial, la hembra y el macho pasan mucho tiempo juntos, con una actitud que cambia y se transforma a los cuidados y limpiezas en común. De hecho, resulta curioso que prefieran mantenerse junto a la pareja antes que intentar conseguir alimento más fácilmente.

Gracias a la Universidad de Boston se ha podido confirmar que los agapornis prefieren antes el amor que la comida. Hace unas semanas llevaron a cabo un experimento bastante sencillo: pusieron comederos automáticos que solo funcionaban cuando los animales acudían de manera individual. La conclusión fue que los animales evitaban acercarse a comer en el caso de que no pudieran hacerlo con la pareja.

Josh Firth, uno de los responsables de la investigación, explicaba las razones de este comportamiento:

La elección de estar junto a la pareja antes que acceder a los alimentos implica que los agapornis prefieren mantener los beneficios a largo plazo respecto de los que son a corto plazo. Para ellos, mantener sus relaciones tiene más peso que alimentarse.

Estudiando a los agapornis se podría decir que el peso del amor es más fuerte que los alimentos. Debéis tener en cuenta que este mismo comportamiento también se ha visto en otras especies de aves, lo que confirma que son más inteligentes socialmente. Es decir, piensan más en sus relaciones que en ellos mismos.

Nosotros mismos tenemos agapornis, por lo que podemos asegurar que se trata de animales únicos, con un comportamiento muy curioso y que conceden una importancia especial a sus relaciones sentimentales. No encontraréis otra especie de ave igual.

Vía | Discovery
Foto | FlickR – Peter Békési


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.