27 enero 2016 Enfermedades

Aedes aegypti

En materia de enfermedades mortales propagadas por insectos, lo cierto es que podemos llegar a encontrar una buena cantidad de ejemplos en toda la naturaleza. Particularmente, los mosquitos son bastante responsables, sobre todo porque sus picaduras suelen ser portadoras de todo tipo de enfermedades y dolencias. No hay duda de que debemos tener un cuidado excesivo.

En este artículo nos gustaría comentar la presencia del Aedes aegypti, un mosquito de apenas siete milímetros de longitud que ya es considerado como uno de los mayores peligros de Latinoamérica. El motivo está más que claro: es el transmisor de enfermedades como el zika, el dengue y la propia chikunguya. Las tres pueden llegar a ser mortales si no se tratan a tiempo.

El Aedes aegypti suele picar durante el día, principalmente a primeras horas de la mañana y a últimas de la tarde. Vive en interiores y exteriores, por lo que el peligro se maximiza. Las responsables de la propagación de los virus son las hembras infectadas, las cuales logran contaminar a las víctimas tras succionar la sangre. En el propio momento de la picadura trasladan su saliva a la sangre. El resultado es una lotería, ya que en la misma se pueden incluir tres enfermedades: el zika, el dengue o la chikungunya.

Viviendo en la suciedad

Aedes aegypti

El lugar en el que nacen y crecen es común: los criaderos que se suelen usar residen en espacios reducidos, los cuales pueden ser naturales o artificiales. Los huevos son depositados en recipientes con agua limpia, aunque los mismos se convertirán en larvas en apenas 48 horas, transformándose después en individuos adultos.

Los expertos recomiendan eliminar zonas de aguas estancadas, incluyendo el uso de insecticidas y repelentes tanto sobre la piel como sobre la ropa. Teniendo en cuenta que la picadura se puede realizar sin que la persona se dé cuenta, es necesario tener mucho cuidado en las zonas en las que prolifera.

Dengue, zika, chikungunya: enfermedades mortales

Todas las enfermedades que transmite el mosquito pueden llegar a ser mortales, por lo que la prevención es esencial. Tampoco está de más conocer las dolencias que lleva encima. Vamos a echarles un vistazo:

  • Dengue: conocida como la “fiebre rompehuesos”, posee síntomas como dolores en las articulaciones, fiebre alta, náuseas y sarpullidos. La OMS advierte de que la mitad de la población del mundo está en riesgo de contraer el virus.
  • Zika: está presente en lugares como México, Panamá, Venezuela o Colombia, con síntomas entre los que destacan la fiebre, el dolor muscular y el malestar general. En ocasiones, la enfermedad es leve, aunque los síntomas pueden provocar la muerte si no se tratan de manera adecuada.
  • Chikungunya: en esta ocasión, los síntomas de la enfermedad pueden durar años y, de hecho, no existe vacuna ni tratamiento. Puede dar fiebre, náuseas, cansancio y erupciones cutáneas, entre otros.

Cómo evitar al Aedes aegypti

Aedes aegypti

La verdad es que actualmente es difícil evitar al Aedes aegypti, sobre todo porque en los lugares en los que está presente no tienen recursos suficientes como para exterminarlo de una vez por todas. En cualquier caso, los expertos recomiendan mantener las zonas limpias, evitar agua sucia o estancada y, en el caso de la menor sospecha, acudir a los servicios médicos necesarios.

La voz de alarma ya se ha dado: en El Salvador o Paraguay, por ejemplo, se ha decretado la alerta nacional para “controlar y prevenir” las acciones del mosquito. Por el momento desconocemos si se llegarán a conseguir resultados positivos durante los próximos meses, aunque todo indica que sí.

El Aedes aegypti no es el único mosquito responsable de la propagación de enfermedades infecciosas y mortales. Existen múltiples ejemplos en la naturaleza. No importa la especie, lo mejor es prevenir con el fin de evitar problemas mayores.

Vía | La Prensa Gráfica
Fotos | Wikimedia Commons – James Gathany | Wikimedia Commons – James Gathany | Wikimedia Commons – James Gathany, CDC

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *