20 octubre 2015 Medio Ambiente

macrolepiota-procera

La Macrolepiota procera es una de las setas más grandes que puede encontrarse en nuestros campos durante los meses de otoño. Esta seta tiene unas dimensiones considerables y es la de mayor tamaño de la familia de las lepiotas. Popularmente a la Macrolepiota procera se la conoce por nombres diversos, aunque quizá los más extendidos sean el de apagador o parasol, casi sin lugar a duda por su parecido con una sombrilla.

Macrolepiota procera es una seta comestible que suele encontrarse en los bosques de coníferas principalmente. Su sombrero es de gran tamaño de color marrón rematado de escamas de este mismo color pardo. En contraposición con dichos tonos, las láminas y el anillo son de un color blanco inmaculado, mientras que el tallo es parduzco y casi con motivo atigrado.

Por sus grandes dimensiones, es prácticamente imposible confundirla con ninguna otra seta, excepto los ejemplares más pequeños que pueden ser confundidos con el apagador menor. Para distinguirlas, basta con practicar un corte y si la carne se vuelve rojiza, no estamos ante una Macrolepiota procera. A pesar de que el apagador menor también es un buen comestible, hay otras especies similares que son tóxicas y que igualmente enrojecen.Una vez más, la cautela es lo más importante, por lo que si no se está seguro de que seta tenemos delante, lo prudente es dejarla pasar y en ningún caso ingerirla.

Esta es una especie muy llamativa, quizá no tanto por su color y apariencia, ya que en ese sentido es bastante discreta, pero sí por su tamaño como ya hemos mencionado. No suele ser una seta muy frecuente, pero cuando “florece” ofrece todo un espectáculo casi “alienígena” cuando se agrupan en grandes cantidades.

Fuente | amanitacesarea.com
Fotografía | Biteyourbum

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *