16 diciembre 2016

Lamentablemente, durante la Navidad encontramos casi siempre un panorama desalentador. Hablamos de esos momentos en los que se realizan regalos. Y, sobre todo, nos fijamos en las familias que deciden regalar mascotas, animales, seres vivos que sienten y padecen, como si fueran un juguete más. En un principio, en este tipo de actos no habría ningún tipo de maldad.

Pero ya sabéis lo que sucede en muchas ocasiones: los propios dueños de estas mascotas regaladas deciden dejarlas abandonadas a su suerte cuando se hacen grandes, dan problemas o simplemente porque no les permiten ir de vacaciones. La Fundación Affinity ha lanzado una campaña en la que nos conciencia sobre este hecho que cada Navidad nos deja más casos de abandono. Y quiere que esta sea la última en que ocurran estas cosas.

No regales animales por Navidad: #NoSonUnJugueteEn la mayoría de ocasiones, por Navidad se regalan perros, gatos y peces. Sin embargo, los más numerosos, y los que más sufren, son los primeros. Al principio son cachorros, pero a los pocos meses crecen y, según la raza, pueden llegar a obtener un tamaño considerable. A esto hay que añadir el hecho de que muchas veces los propios animales hacen trastadas: rompen objetos, muerden los ya existentes, etc.

Animales

Está claro que tener un animal conlleva una responsabilidad bastante grande, más allá del propio alimento. Nos gustaría decir, ahora más que nunca, que los animales no son juguetes que se puedan regalar libremente en Navidad. Son seres vivos, ya lo repetimos, que sienten y padecen, por lo que antes de realizar esta acción, por favor, pensad en la responsabilidad que puede conllevar el hecho de regalar un animal.

Los animales, en la mayoría de ocasiones, generan una serie de obligaciones: darles de comer el pienso correcto, bañarlos, sacarlos a pasear, cuidarlos cuando están enfermos, que muchas personas no están dispuestas a asumir. Si queréis regalar una mascota en Navidad, sopesad todas estas responsabilidades antes de dar el paso.

Animales

Los animales conllevan mucha responsabilidad. Pensadlo antes de regalarlos.Nos gustaría dar una llamada de atención a las personas que quiere regalar animales en Navidad debido a que estos, en ocasiones, terminan abandonados en una carretera, en la calle, o en las asociaciones de ayudas a las propias mascotas. De hecho, no son pocos los animales que mueren atropellados o por las inclemencias del tiempo. Situaciones que se quieren evitar a toda costa. Debemos tener en cuenta que existen vidas en juego.

El mensaje ya debería haber calado entre nuestros lectores: antes de regalar un animal en Navidad (o en cualquier otra época) aseguráos de que vivirá en perfectas condiciones y que no será abandonado. Entendemos que la decisión es difícil, pero es más complicado ver cómo aparece atropellado por un coche.

También te puede interesar