7 abril 2017 Domésticos

Veterinario

Aunque no lo parezca, mucha gente todavía tiene dudas acerca de lo que debe hacer en los casos en los que se les atiende mal, en los diferentes tipos de servicios que existen. ¿Deben quejarse? ¿deben hablar con los empleados? En los casos de servicios sanitarios, o en los de urgencias, la cosa se complica. No en vano, pasamos a hablar de la salud. En este caso, nos vamos a referir a los veterinarios: ¿qué debemos hacer en el caso de que el profesional no nos atienda correctamente, o tenga un error grave a la hora de prestar sus atenciones?

Antes de nada hay que tener en cuenta que en un servicio veterinario pueden suceder bastantes cosas. Las situaciones más graves suelen ser aquellas en las que el animal fallece. Pero eso no significa que el veterinario no haya sabido salvar su vida: puede ocurrir que la dolencia o enfermedad haya provocado la pérdida, siendo la recuperación un momento que no puede suceder. Es evidente que esa atención es completamente correcta. Debemos saber distinguir cuando existe un fallo o error por parte del veterinario.

Para distinguir un mal proceso del veterinario, debemos tener en cuenta que estos se producen cuando se ofrecen servicios sin capacitación profesional, sin realizar exámenes médicos completos antes de una operación, o sin explicar correctar lo que se hará sobre los animales. También hay que informar acerca de las expectativas de recuperación y los riesgos que existen. No hay que olvidar que existen algunos veterinarios que realizan prácticas o procedimientos innecesarios y con los que buscan lucrarse económicamente, sin importar la salud de los animales. Esto podría suponer una queja.

Si comprobáis que el veterinario ha tenido un error grave y ha provocado un mal procedimiento, es posible establecer una denuncia o reclamación en el propio establecimiento con el fin de aclarar lo sucedido. Lo más normal es que se ponga en marcha una investigación con el fin de determinar los factores que han propiciado los problemas, comprobando si de verdad el veterinario ha obrado mal.

Ya sabéis que, incluso ante servicios veterinarios, estaréis actuando como consumidores, por lo que tenéis una serie de derechos que es posible reclamar. Eso sí, tened en cuenta que no haya confusiones, o que el hecho de que el veterinario haya errado sea solo una sensación vuestra.

Foto | Pixabay – skeeze

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *