7 marzo 2015 Cuidados, Domésticos

Mascota

Todos hemos vivido esa situación en la que, por primera vez, tenemos que hacernos cargo de un perro. Un cachorro que recibiremos por cualquier razón, el cual tendremos que ir cuidando durante toda su vida. Puede parecer algo muy sencillo, pero la verdad es que todo se irá haciendo cada vez más complicado. No estaría mal tener en cuenta estos consejos básicos con el fin de evitar mayores problemas.

En primer lugar, hay que saber que tendremos en nuestras manos una vida animal. Nosotros seremos los responsables de lo que le pueda pasar, por lo que habrá que tener un extremo cuidado. Por ejemplo, habrá momentos en los que el perro tendrá una actitud u otra. No olvidemos que tenemos que educarlo con cariño y comprensión.

Por otra parte, habrá momentos en los que cobre especial importancia. Si os tenéis que ir de viaje, deberá acompañaros. También es cierto que, teniendo en cuenta los sitios a los que vayáis, deberéis ejecutar unos cuidados u otros. Para que os hagáis una idea, tendréis que sacarlos a la calle para que hagan sus necesidades dos o tres veces al día, lo que significa que vuestros horarios cambiarán notablemente.

Por último, la comida es fundamental para ellos, por lo que será necesario que tengan sus respectivos cuencos, en los que encuentren tanto pienso como agua. La salud es un motivo lo suficientemente importante como para levantarse cada día. También tenemos que recordar las visitas periódicas al veterinario y, por supuesto, los baños refrescantes (la frecuencia varía según el ambiente y los sitios por los que vayan)

¿Pensabais que era tan sencillo tener una mascota? Bueno, pues pensadlo otra vez. De todas formas, sí os avisamos de que los esfuerzos, al final, merecen la pena.

Vía | CODDA
Foto | Jordy

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Y después de recibir tu primer perro, contrata un seguro 13 marzo 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *