31 enero 2017 Domésticos

Perro

Existe una curiosidad que ha hecho que a más de uno le salten las alarmas. No es para menos. ¿Qué haríais si viérais cómo vuestro perro come menos en verano? Algo que parece completamente anormal, en realidad no lo es. Sí, algunas mascotas comen menos en verano. Eso sí, debemos echarle un vistazo a las causas que se esconden detrás de esta actitud.

En verano, como bien sabéis, suele hacer bastante calor. Esa es la principal razón que provoca que los perros coman menos en verano. Aunque los animales podrían estar jugando continuamente, en realidad deciden descansar debido a que el calor puede llegar a ser agotador. Algo muy parecido a lo que nos sucede a nosotros: a veces, debido a las altas temperaturas preferimos descansar o echarnos una siesta.

En realidad no existe una solución exacta a este inconveniente, aunque sí se pueden llevar a cabo algunas recomendaciones. Por lo general, debería ser suficiente con hidratar al animal lo máximo posible. Por ejemplo, poniéndole dosis extra de agua u optando por el pienso húmedo. También es posible darle más fruta, helados que pueda comer, o simplemente cambiando los horarios. En cuanto el animal esté más hidratado incluso notaréis cómo hace más ejercicio.

En definitiva, si vuestro perro come menos en verano no os asustéis. Se trata de algo completamente normal que, en determinadas condiciones de temperatura, se solucionará. El propio verano también tiene sus inconvenientes. Solo tenéis que detectarlos y solucionarlos a la mayor brevedad posible. Ayudaréis a la salud de vuestra mascota.

Vía | Cesar’s Way
Foto | Pixabay – 947051

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *