15 septiembre 2009 Curiosidades, Noticias

inukaelosopolar

Inuka es el primer oso polar (Ursus marithimus) nacido en el trópico. Este oso polar de 18 años de edad nació y vive en el zoológico de Singapur. Se hizo famoso por ser el primer oso polar nacido en la zona tropical del planeta. Sus padres, dos osos polares traídos del ártico lo trajeron al mundo en esta isla del sudeste asiático, en medio de una gran conmoción para el zoológico de la capital.

El nombre de Inuka fue elegido de entre otros 390 nombres de un concurso nacional. Pronto, este precioso ejemplar de oso polar alcanzó popularidad entre los visitantes del zoológico de Singapur, desde que nació el 26 de diciembre de 1990. Una de las causas se refiere al espacio del que disponen Inuka y su madre, dentro del zoo.

Debido a las costumbres solitarias de los machos de esta especie, que sólo se encuentran con las hembras durante la temporada de apareamiento, comenzaron a surgir opiniones en contra de que Inuka permaneciera compartiendo el espacio de 391 mt. cuadrados con su madre y además, en un país de clima cálido.

Los representantes de organizaciones en defensa de los animales apoyaban la idea de trasladar a Inuka a una institución, en un país de clima más templado. Argumentaban que el oso comenzaba a presentar síntomas de stress térmico, ansiedad y deterioro físico; motivados por el espacio reducido de su hábitat, compartido con otro ejemplar adulto, su madre y por largas temporadas de inactividad.

Luego de un período de seguimiento continuado, del comportamiento y los hábitos de Inuka y su madre, durante los dos últimos años, la AWC (por sus siglas en inglés), el Comité de Ética y Bienestar de los Animales de las Reservas Naturales y la Vida Salvaje de Singapur, ha concluido que Inuka puede permanecer dentro de las dependencias del zoológico.

Los argumentos para su recomendación sostienen que Inuka ha nacido en un país tropical y que se encuentra habituado al clima y las condiciones de esta zona del planeta; Los expertos no consideran que existan dificultades para que Inuka pueda convivir en el mismo espacio que su madre, dada la diferencia de edades entre ambos, 16 y 30 años de edad.

Un argumento en contra de trasladar a Inuka, resulta en la dificultad que supondría el transporte de un oso polar. Una situación que desaconsejan, pues la consideran en extremo tensa, para este animal, que conllevaría sus propios riesgos; entre ellos, la muerte del oso durante el transporte o su introducción en el nuevo medio.

Por otra parte, trasladar a Inuka a otro medio, lejos del que ya conoce, añadiría posteriormente otras dificultades a su adaptación, que con toda probabilidad, no contribuirían a su esfuerzo en el aprendizaje para conseguir alimento. Las recomendaciones del Comité no son definitivas, y el público en general, ha sido exhortado a dar su opinión al respecto.

Por el momento, Inuka permanece en el zoológico de Singapur, junto a su madre, Sheba, compartiendo el mismo habitat, hasta tanto uno de los dos muera. En cierto modo, resulta una buena noticia, saber que un oso polar tiene la capacidad de adaptarse a un entorno más cálido, como el caso de Inuka o su madre, dadas las condiciones de actual deterioro de su medio original, el Ártico, que se derrite paulatinamente y que muy probablemente, puede desaparecer en cualquier momento.

Vía | voolive.net

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 15 septiembre 2009
  2. Osos negros 1 octubre 2009
  3. Murió el Oso Polar Knut (Berlín) 25 marzo 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *