16 noviembre 2015 Curiosidades

Oso

La historia de Hércules es una de las más emocionantes que hemos escuchado. No han sido pocas las veces en las que las noticias nos han demostrado lo “mimosos” que pueden llegar a ser muchos animales. Sin embargo, el caso del oso del que vamos a hablar en este artículo es ciertamente especial. Todo comenzaba en 1974, cuando Andy y Maggie Robin, una pareja británica, compraban un osezno de nueve meses y 444 kilogramos de peso.

La forma de criarlo no fue convencional: lo hicieron lo mejor que pudieron, dándole todo tipo de caprichos y ayudas. De hecho, recibieron llamadas de parte de especialistas que les avisaban de que tener un oso era peligroso. No obstante, lo que pocos conocían es que Hércules fue criado de manera que fuera educado y tranquilo, incluyendo paseos y “excursiones” al bar del pueblo. Incluso se comportaba con respeto y cautela. Mencionar también que Hércules ha tenido apariciones en algunas películas y conocido personalmente a conocidas estrellas del mundo del espectáculo. Un oso muy famoso.

El animal fallecía en 2001 debido a problemas en la espalda, aunque su legado sigue vivo gracias a los recuerdos de sus dueños y al hecho de que recientemente se ha publicado un libro basado en su vida. El caso se trata de un ejemplo más que demuestra cómo un animal puede llegar a ser dócil con los cuidados y educación suficientes. Hércules confirma que, si educamos a una especie de la manera idónea, de adulto será un completo ángel.

El caso de Hércules no es excepcional. Simplemente, sus dueños le dieron desde cachorro un buen trato y educación, consiguiendo así un animal muy pacífico, paciente, que se comportaba de buena manera y que no proporcionaba problemas. Un ejemplo más de que las mascotas pueden llegar a ser excelentes.

Vía | Mirror
Foto | Daily Mail

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *