3 junio 2016 Domésticos

Perro

Según la especie que miremos, es evidente que la duración del embarazo es diferente. No es lo mismo la espera en un ser humano que, por ejemplo, en un perro. De hecho, los segundos son capaces de gestar una nueva criatura en un espacio de tiempo mucho menor. Si tenéis una de estas mascotas en casa, os recomendamos echarle un vistazo a las estadísticas que se manejan al respecto.

En primer lugar, decir que el embarazo de un perro tiene una duración aproximada de entre 60 y 70 días. Por lo general, los cachorros no tienen el pelaje definitivo cuando nacen, además de los ojos cerrados. Los días que hemos mencionado son orientativos, es decir, el nacimiento depende de la raza y la situación en la que se encuentre la madre.

Tal y como sucede en los propios seres humanos, el embarazo canino pasa por diferentes etapas, aunque las mismas no llegan a ser enteramente como en nosotros. Eso sí, es imprescindible que llevéis a la madre al veterinario siempre que tengáis alguna duda con el fin de que el embarazo no se complique. No olvidéis que el ambiente también debe ser tranquilo.

Por otra parte, la alimentación debe ser la adecuada a su estado, durante todo el embarazo. Así facilitaréis que los cachorros nazcan con buena salud y, sobre todo, que los primeros días sean perfectos.

Se podría decir que el embarazo de un perro es comparable al de un ser humano, aunque con una duración notablemente menor. En todo caso, es recomendable tener en cuenta una serie de cuidados con el fin de que la época no sea mala para la mascota.

vía | WebMD
Foto | Wikimedia Commons – Filip B

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *