28 julio 2017 Domésticos

Perro

Muchos dueños de perros ven la idea de castrar a sus animales como de excelente. De hecho, en algunos entornos, o cuando la mascota es agresiva, se trata de un acto que se lleva a cabo de manera común. Es evidente que la castración tiene ventajas y desventajas, por lo que es más que recomendable observar las mismas con el fin de dictaminar, finalmente, si se trata de algo bueno o no.

En primer lugar, decir que en muchos lugares la cantidad de perros existentes es especialmente alta. Esto es debido a que se reproducen casi sin control. Al no haber medidas que eviten la situación, la problación de caninos es desmesurada. Y es en estas ocasiones cuando la castración es vista como una ventaja para evitar el nacimiento de nuevos perros que se añadan a la ya sobrepoblación existente.

Aparte de las ventajas sociales, también hay que mencionar que castrar a un perro tiene beneficios para su salud. Por ejemplo, no pueden padecer cáncer de testículos, además de disminuir las probabilidades de que tengan problemas de próstata. El compartamiento se ve afectado al hacer que deje de orinar para marcar su territorio, no se escaparán, y disminuirá su agresividad.

También existen desventajas: pueden crecer un poco más, padecer cánceres como el osteosarcoma y el hemangiosarcome, tener un mayor riesgo de sufrir displasia de cadera y rupturas de ligamento cruzado craneal y, por lo general, estos perros desarrollan hipertiroidismo. Por último, mencionar que suelen cambiar sus hábitos de alimentación, siendo más propensos a padecer obesidad.

Si estáis pensando en castrar a vuestro perro, comprobad las ventajas y desventajas que existen, ya que estás podrían tener mucho que ver en vuestra decisión final. En todo caso, si tenéis alguna duda concreta, siempre podéis preguntar a vuestro veterinario. Así evitaréis cometer un error.

Vía | Your Pure Bred Puppy
Foto | Pixabay – Kaz

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *