18 agosto 2008 Cuidados, Domésticos

perros

Vamos a dedicar un post al mejor amigo del hombre, no el televisor, si no el perro… Ese que siempre está ahí y te da cariño. Todos sabemos que se debe cortar las uñas al perro cada cierto tiempo, son muchos los que recurren al veterinario pero otros prefieren hacerlo ellos mismos.

Para ellos va dedicado este post… Lo primero es que uno no nace sabiendo, por lo tanto antes de tomar la decisión debes consultarlo con el veterinario y que este te de los pasos a seguir. Una vez hecho eso podrás empezar..

Ahora debemos asegurarnos que tenemos las herramientas necesarias, nada de cortauñas, alicates o chismes raros, además del cortauñas especial, deberás tener a mano, un cuenco de agua con una gasa húmeda y por si acaso algo sale mal unos polvos secantes que calmen el dolor y la hemorragia.

Una vez que lo tengas todo, deberás tener al perro controlado, tranquilo y en una posición cómoda para tí, como puede ser una mesa. Deberás mirar detenidamente todas las uñas, dedo tras dedo y mirar que no hay ningún problema. Ahora deberás tranquilizar al perro, ya sea hablándole o dándole algo en la boca pero que no se mueva.

Para cortar la uña, es recomendable hacerlo solo por la parte curva y buscar la zona de células muertas. La uña se puede dividir en dos partes para cortar, además de la parte curva, deberás cortar la zona muerta y no la cutícula que es carne viva con nervios y capilares sanguíneos que pueden hacerle mucho daño a tu perro.

Si tienes la suerte de tener un perro con uñas claras, lo tendrás más fácil para distinguir pero si no.. deberás tener cuidado y saber elegir el sitio adecuado, recuerda ¡Más vale cortar poco pero seguro, que mucho y demasiado!.

Existe una uña trasera que se llama espolón que conviene cortar más frecuentemente ya que no está en contacto con nada ni con nadie por lo tanto no sufre ningún desgaste. Llegamos al final, una vez cortadas, utiliza una lima para las imperfecciones y que tu perro se sienta más cómodo.

Como dijimos antes, si surge algún problema utiliza unos polvos que paren la hemorragia y sequen la herida, ya sabéis el dicho… “Más vale prevenir que curar“.

Una vez esté acabado, premia a tu perro para que relacione esa tarea (cortarle las uñas) como algo bueno con premio y sobre todo, darle mucho cariño.

Comentarios

4 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *