21 febrero 2016 Domésticos

Perros

A estas alturas no hay duda de que el Cambio Climático está teniendo consecuencias desastrosas sobre la Tierra y sus habitantes, incluyendo a los animales. Tenemos buenos ejemplos con lo que les está sucediendo a los osos polares, especie que se está viendo abocada a la extinción debido a la cada vez menor presencia de casquetes polares. No obstante, ellos no son los únicos tipos de animales que están viendo cómo las pasan canutas. Nuestros perros y gatos también sufren. Sobre todo porque se están teniendo que adaptar a condiciones climatológicas especialmente graves y extremas.

Si hace calor, este es extremo. Lo mismo sucede con el frío, el cual proporciona temperaturas muy bajas que provocan heladas en lugares en los que antes ni siquiera se pensaba en eso. Las diferentes estaciones del año han hecho que las temperaturas se pongan al límite, afectando sobremanera a nuestras mascotas más queridas. De hecho, no sería la primera vez que un perro o gato muere de calor o frío. Situaciones espeluznantes ¿verdad?

Pues bien, tenéis que conocer que el hecho de que el Cambio Climático esté incidiendo sobre la Tierra también está haciendo que florezcan problemas e inconvenientes que, por supuesto, afectan a nuestros animales. Por ejemplo, el número de parásitos ha aumentado de manera alarmante, provocando que quieran alojarse en el cuerpo de los animales. Los resultados ya los conocéis: una mayor cantidad de enfermedades que, en ocasiones, incluso afectan a los Seres Humanos.

Gato

Donde hablamos de parásitos también hablamos de mosquitos, sobre todo porque en numerosas zonas de nuestro país su presencia ha aumentado durante los últimos años. Nosotros hemos experimentado varios casos personales en los que, bien entrado el otoño, estos seguían estando presentes. Y provocaban sus ya características picaduras. Está claro que el mundo se ha dado la vuelta.

Vamos a poner un ejemplo más: ¿qué pensaríais si os dijéramos que las propias temperaturas también están golpeando la salud de nuestras mascotas? Cuando estamos en verano, el calor azota más, por lo que los animales tienen que hidratar sus cuerpos más frecuentemente. Eso sin mencionar el invierno, cuando pueden morir congelados. Antes las temperaturas eran menos extremas.

En el artículo hemos mencionado únicamente algunos ejemplos de cómo el Cambio Climático está afectando a nuestras mascotas, algunos de ellos vividos en carnes propias. Podemos decir que sí, el cambio en las temperaturas está haciendo más daño del que parece. Deberemos tener cuidado.

Vía | The Columbian
Fotos | Pixabay – TeamK | Pixabay – Irisdepiris

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *