29 diciembre 2015 Medio Ambiente

antartida

El tamaño del agujero de la capa de ozono sobre la Antártida ha aumentado de forma notable durante 2015, ampliando su magnitud hasta un tamaño nunca antes visto por estas fechas. Los datos han sido aportados por investigadores de de la Universidad de Santiago de Chile (Usach), que han analizado la extensión del agujero hasta concluir su tamaño actual: más de 10 millones de kilómetros cuadrados. Una cifra que supone más del doble del promedio en estas fechas.

“La depleción o agotamiento en la capa de ozono es primariamente provocada por la presencia en la estratosfera polar de sustancias ‘destructoras de ozono’, generadas por actividades industriales en latitudes medias”, asegura uno de los el expertos de la Usach participantes en la expedición a la Antártida, Raúl Cordero. Además, añade que “el agotamiento o destrucción de la capa de ozono se manifiesta más claramente en latitudes altas (particularmente en la Antártida)”.

Es precisamente en la Antártida donde, debido a las condiciones meteorológicas particulares propias de la primavera, se produce una destrucción masiva de ozono estratosférico. Este fenómeno es conocido comúnmente como agujero de ozono. La destrucción del ozono se ve favorecida por “la coincidencia durante la primavera de muy bajas temperaturas de la estratósfera antártica y del vórtice polar antártico que tiende a evitar que el ozono de otras latitudes cierre el agujero”.

“Cuando las temperaturas suben al final de la primavera, cesa la destrucción masiva de ozono, mientras que el debilitamiento del vórtice polar permite que ozono de otras latitudes cierre el agujero”, señala Cordero y añade que “una mejor comprensión de la interrelación entre cambio climático y agujero de ozono es necesaria. Ese es el objetivo ultimo de nuestro trabajo”. Ante esta situación es necesario, y ahora más que nunca, que los países desarrollados asuman el daño atmosférico, como causantes del debilitamiento de la capa de ozono y del efecto invernadero.

Vía | eldiaro.es
Fotografía | Wikimedia Commons

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *