4 abril 2008 Cuidados

Iris atropurpurea
Científicos israelíes de la Universidad Ben Gurión del Neguev prepararán un denominado “corredor aéreo” para que las abejas puedan cruzar una de las principales autopistas del país y polinizar un campo de flores de la familia de la Iris atropurpurea, situado a las afueras de Natania, unos 20 kilómetros al norte de Tel Aviv.

Hace años que las abejas dejaron de visitar esta zona por la influencia negativa que les producía la autopista que une Tel Aviv con Haifa; “No tenemos claro por qué, pero aparentemente el ruido, la contaminación y la necesidad de volar más alto para pasar encima de los coches provocan algún tipo de trauma (en las abejas) que les impide cruzar”, declaró el investigador Yuval Sapir.

El final de todo este proceso ha terminado con que las abejas ya no tienen su refugio de los días de frío, las flores perdieron su mecanismo de polinización y el campo se reduce progresivamente. La Iris atropurpurea o iris púrpura oscura sólo crece en Israel y durante un breve periodo de tiempo.

La solución a todo este problema incluye la construcción de un puente sobre la autopista que en vez de asfalto albergará un jardín botánico con plantas, como la iris, para atraer las abejas.

Los investigadores esperan que este novedoso puente pueda resolver el problema de la modernización y los insectos y que el puente se convierta en un corredor para que las abejas se trasladen de un sitio a otro.

Vía | Ambientum

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *