22 noviembre 2008 Noticias

Larva marina Platynereis dumerilii
Científicos del Instituto Max Planck (MPI) y el Laboratorio Europeo de Biología Molecular (EMBL) en Alemania, descubrieron el primitivo sistema nervioso que les otorga a las larvas marinas la capacidad de nadar en dirección a la luz.

La investigación utilizó el tipo de larvas Platynereis dumerilii, que aprovechando su estado fototáctico (2 a 3 días) se dirigen a la superficie solo guiadas por la luz. Hasta hoy era una incógnita como las larvas de gusanos, esponjas, medusas y otros invertebrados conseguían coordinar la fototaxis (termino biológico para este tipo de desplazamiento).

Gáspár Jékely, investigador en el MPI y autor principal del estudio, destaca la importancia que tienen los ojos de estos pequeños animales. Estos diminutos ojos que evocan a los proto-ojos que Darwin padre de la evolución mencionó, quedan conectados a su sistema locomotor gracias a un nervio llamado Axón (grupo de células fotorreceptoras).

Los ojos formados cada uno por solo dos células, funcionan de modo independiente
. Si la larva perdiera uno, el otro tiene la capacidad de mantener el sistema funcionando.

Vía | Informador

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Nuestros cerebros son parecidos a los de los gusanos 17 septiembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *