11 julio 2015 Paraiso Natural

El lago Kaindy, toda una maravilla de Kazajstán

Lo cierto es que Kazajistán no es un destino que nos llame mucho la atención a simple vista, pero aún así cada vez está más de moda escaparse a rincones extraños, insólitos y poco conocidos. En esta ocasión, de hecho, os lo recomendamos, y es que aquí nos podemos encontrar con uno de los lugares más bellos del mundo: el lago Kaindy.

Situado a unos 129 kilómetros de Almaty, la ciudad más poblada del país, el lago Kaindy es único en el mundo y cuenta con 400 metros de longitud y con hasta 30 metros de profundidad, pero sus dimensiones no son lo que le caracteriza. En él, bajo su superficie, nos encontramos con un completo bosque sumergido, producto del enorme deslizamiento de tierra que ocasionó este espectacular paraje. Las puntas de los árboles que sobresalen del lago son ejemplares de Picea schrenkiana que quedaron allí anegados, formando, sin lugar a dudas, algo único de observar.

Aún así, no toda la magia del lago Kaindy reside en su superficie, sino que en las alturas el paisaje no puede ser mejor. El color verde azulado intenso de sus aguas se debe a los depósitos de cal y de otros minerales que se filtraron en la creación del lago, hace poco más de un siglo. A veces, incluso se pueden ver perfectamente las truchas que lo habitan y no es de extrañar que cada año muchos submarinistas intenten nadar y sumergirse en él, a pesar de la helada temperatura del agua.

Vía | Wikipedia

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *