6 marzo 2015 Noticias

León

Desde hace unos años, mucha gente está adoptando una tendencia que podría llegar a resultar sumamente peligrosa, en el caso de que se les fuera de las manos. Aprovechando las importaciones y exportaciones de animales, se están comprando algunas especies salvajes y peligrosas, educándolas para que se conviertan en mascotas, dentro de las casas o fincas de los propios clientes. Pensadlo un poco y descubriréis que los riesgos son muchos.

Os pondremos un ejemplo: existen muchas personas que están comprando leones con el fin de tenerlos al alcance de cualquiera (en sitio más o menos grandes) Normalmente se importan cuando son cachorros. Pero, como ya supondréis, al hacerse mayores su tamaño va aumentando de manera considerable, convirtiéndose en una molestia en el caso de que no se sepan cuidar. La problemática llega cuando son totalmente adultos: los dueños se ven obligados a entregarlos a asociaciones o fundaciones debido a que no pueden mantenerlos o por los ataques que ejecutan.

No olvidéis que un animal salvaje será siempre salvaje. No importa si le dais una determinada educación o cuidados. Cuando el instinto haga acto de aparición o tengan que enfrentarse a las actividades que en su lugar de origen son normales, podrían suponer un peligro muy grande para vosotros.

El caso del león es sólo un ejemplo. También se están importando cocodrilos, pirañas y serpientes (las cuales en muchos casos son venenosas), por lo que la problemática a la que se están teniendo que enfrentar las autoridades es bastante grave. Desconocemos cual será el final de estos animales, pero una cosa está clara: mejor dejarlos en su lugar de origen. Pertenecen allí. Tenerlos en España sería traer un peligro innecesario.

Vía | Wikipedia
Foto | extrazeit

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *