6 marzo 2017 Cuidados

Ahorra energía y ayuda al medio ambiente

Seguiremos brindándote algunos consejos prácticos que podrá tener en cuenta a la hora de ahorrar energía eléctrica. Aprovechamos la oportunidad para invitarte a leer el artículo anterior en donde hemos hablado del tema.

En el momento de colocar la calefacción en invierno o el aire acondicionado en verano piensa que cada grado de más representará un incremento de un 7 por ciento en el consumo energético. Lo ideal es colocar la calefacción a unos 21 grados, la diferencia entre una temperatura y otra puede implicar un aumento en la facturación.

Evalúa muy bien si es necesario que se regule el termostato, la diferencia entre una temperatura y la otra podrá ser muy importante a la hora de ahorrar luz.

Verás que ahorrar energía eléctrica es muy fácil si tienes en cuenta los trucos que te hemos dado.

Elige correctamente el programa de la lavadora, evalúa cuantas veces colocas la lavadora de ropa a la semana y cuál es el programa que más se usa. La manera más económica es realizar los lavados con agua fría y agua completa. Una lavadora a 90 grados consume cuatro veces más que una a 40 grados. Si la ropa no se encuentra muy manchada no será necesaria usarla con agua caliente. Si haces el cálculo de todos los lavados que haces notarás que puedes escoger una opción más económica sin sacrificar la limpieza ni el excelente estado de las prendas.

Verás que ahorrar energía eléctrica es muy fácil si tienes en cuenta los trucos que te hemos dado, además existen muy buenas formas para contribuir con el ahorro familiar. Una buena manera de ahorrar energía es pintar la casa de blanco, especialmente las habitaciones que son más oscuras o que no tienen mucho ingreso de luz natural. El blanco tiene la capacidad de reflejar la luz y actuar de manera de iluminador, una habitación pintada de blanco ayudará a que el lugar esté más luminoso.

Limpia regularmente las bombillas, aunque parezca mentira el paso del tiempo provoca que las bombillas se llenen de polvo, las partículas del polvo generan que no pase la luz de la mejor forma y la luz no se aprovechará en su totalidad.

Vía | Factor energía
Foto | Pixabay – Wolfbur

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *