20 junio 2017 Domésticos

Balcón

Cuando tenemos una mascota en casa hay que tomar una serie de precauciones para evitar que haga alguna trastada, o que simplemente se haga daño con cualquier objeto que haya en la zona. El verdadero problema reside en que algunas casas hay balcones y estos, debido a la altura, ya de por sí suponen un peligro para los animales: se puede caer, engancharse en algún lado, etc.

Es normal que tengamos miedo de que la mascota se asome al balcón. Se pueden caer en cualquier momento. Si es desde una altura considerable, el peligro es doble o incluso triple. Por lo general, los cachorros son los que entrañan un mayor peligro. Más que nada por su curiosidad y su pequeño tamaño. Pueden llegar a caber por cualquier espacio vacío. Ante esta situación, lo más recomendable es poner una red de plástico que evite que se puedan colar.

En ocasiones hemos visto a dueños de mascotas que ponían un trozo de madera. Lo importante es que no puedan caer al exterior.

Los balcones también se suelen adornar con plantas, las cuales resultarán llamativas para las mascotas. Y peligrosas. Tened en cuenta que existen algunos tipos de plantas que pueden dañar a los animales con un simple roce. Mejor hablar este aspecto con el veterinario, teniendo en cuenta que ellos conocen mejor las variedades que pueden resultar dañinas.

Perro

Por otra parte, vamos a mencionar un aspecto que es bastante peligroso, y que tiene mucho que ver con los balcones. Y es que algunos dueños aprovechan esta zona de la casa con el fin de “encerrar” a los animales durante períodos de tiempo largos. Lo mejor que se puede hacer no es solo darle libertad en cuanto a sus movimientos por el balcón, sino también dejarles la puerta abierta para que puedan entrar y salir de la zona adyacente cuando quieran. Cuidado también con los golpes de calor: en los balcones el sol suele dar con mucha fuerza.

Finalmente, la regla de oro: no dejéis solos a los animales durante largos períodos de tiempo. Mantened siempre una cierta vigilancia en sus movimientos.

Aunque el balcón pueda ser un sitio bastante peligroso, lo cierto es que con algunos cuidados puede llegar a resultar un espacio que divierta mucho a las mascotas. Y, si tenéis alguna duda, siempre podéis hablar con vuestro veterinario con el fin de que os proporcione algunas reglas adicionales.

Fotos | Wikimedia Commons – Bertobarc90 | Pexels – Torsten Dettlaff

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *