22 junio 2014 Bioficha, Salvajes

Tiburón

Hace unas horas, hemos estado viendo una película en la que sus protagonistas tenían que hacer frente a los ataques de un tiburón. Algo que nos ha animado a hacer una entrada sobre los ataques de estos peces. En el film se le retrataba como una especie extremadamente peligrosa que, cuando te veía, se lanzaba hacia a tí sin pensarselo dos veces.

Por favor, no penséis eso. Los verdaderos tiburones, los de la vida real, no son tan peligrosos como parecen. Sí es cierto que hay que extremar las precauciones, ya que podemos llevarnos un mordisco si se juntan una serie de factores, pero eso no significa que nos estén buscando continuamente para hacer que seamos su próxima comida.

Los tiburones son animales carnívoros, por lo que comen carne. Sin embargo, lo hacen únicamente cuando tienen hambre o, muy importante, cuando huelen sangre, algo para lo que están muy preparados. Esto significa que si nos bañamos en un sitio en el que existan estos animales, y tenemos una herida, lo mejor será salir del mar lo antes posible.

Por otra parte, tampoco estamos diciendo que, en el caso de que veáis un tiburón, sigáis tranquilos. Lo más recomendable es salir del agua lo antes posible. Sería lo más prudente en todo tipo de casos, ya que no sabemos si el animal está dispuesto a atacar o, por el contrario, está tranquilo.

Por lo demás, deberíais estar relajados. Si véis algunos, avisad a las autoridades. En el caso de que no estéis en una zona poblada, apartaos del sitio para evitar problemas mayores.

Fuente | National Geographic
Imagen | Albert kok

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 23 junio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *