1 junio 2016 Curiosidades

Oso

Si escucháis que un oso vive con seres humanos, seguro que recordaréis alguna película en la que suceda lo mismo. Sin embargo, tenemos que decir que estamos ante un caso completamente real, y ante el que todavía no ha habido sustos. Hablemos de Stepan, un oso de 133 kilos y dos metros de altura que vive con la familia Panteleenko desde hace 23 años. Toda una vida.

Todo comenzaba cuando los cazadores furtivos mataban a la madre de Stepan, quedando el pequeño con heridas graves. Sin embargo, Svetlana y Yuriy, sus dos dueños actuales, consiguieron salvar al oso y llevarlo a su hogar. Aunque en un principio solo querían cuidarlo hasta que se recuperara, lo cierto es que se ha convertido en un miembro más de la familia.

Lo más sorprendente de Stepan es que está tan domesticado que actua como si fuera cualquier persona, incluso tomando té, mirando la televisión y jugando a la pelota. Eso sí, todos los días necesita 25 kilos de carne, vegetales y huevos para comer. Una cifra que le ayuda a mantenerse en forma.

En cuanto a su actitud, lo cierto es que Stepan es un oso muy sociable que se lleva bien con todo el mundo. Además, no es agresivo, lo cual facilita su interacción con otros animales o seres humanos. Sin duda, estamos ante un oso modelo que nunca ha dado un susto a nadie. Incluso podría ser calificado como uno de los mejores amigos del hombre.

Stepan es un ejemplo a seguir y una muestra de que los osos no tienen por qué ser agresivos. En este caso se comporta como si fuera una persona más. Sin duda, algo sorprendente.

Vía | The Weather Channel
Foto | Wikimedia Commons – Robert F. Tobler

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *